Ir a Menú

Ir a Contenido

Sección: Estado de Veracruz

Define Callejas Arroyo

Con la reforma al Artículo 24, el Gobierno se quiere desentender de la educación

- El problema de la mala calidad está en que hay “licenciaturas” en 90 días y gasto en cursos de actualización que no existen
- Frente al estreno de la película “De Panzazo” dice que el problema es peor, es de fondo y de desnutrición

Javier Salas Hernández Xalapa, Ver. 22/02/2012

alcalorpolitico.com

  • Xalapa., Ver., 22 de febrero de 2012.- El coordinador de los diputados veracruzanos en el Congreso de la Unión, Juan Nicolás Callejas Arroyo, justificó que no es culpa de los maestros la baja calidad educativa, ya que ellos sólo se guían por los programas impuestos por la Secretaría de Educación Pública. Foto: Alba Martínez
Con la reforma al artículo 24 de la Constitución Política del país, el Gobierno Federal pretende desentenderse de la educación pública, acusó Juan Nicolás Callejas Arroyo, diputado federal y líder moral de la Sección 32 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE).

En entrevista con representantes de diversos medios de comunicación, acusó que desde hace 10 años hay una gran resistencia para invertir en la educación pública, y por el contrario se ha privilegiado la educación privada.

Prueba de ello es que con el decreto del presidente Felipe Calderón Hinojosa de exentar del IVA el pago de colegiaturas se pretende hacer una inversión de 13 mil millones de pesos a la educación privada.

Además, apenas esta semana el Ejecutivo Federal publicó el decreto sobre la obligatoriedad de la Educación Media Superior, cuando el Congreso de la Unión lo aprobó hace más de un mes.

El también coordinador de los diputados federales priístas de Veracruz, asentó que el problema del sistema educativo nacional es de fondo, no "de panzazo"; es el resultado de la falta de recursos y la disminución del presupuesto de la Federación.

"Tenemos un problema fuerte en México que se llama inversión educativa. Mientras no se invierta en educación no podrá haber calidad en la misma, por más que los profesores hagamos un gran esfuerzo, por más que los padres de familia estén entregados al mejoramiento material y social de su escuela”.

En la víspera del estreno nacional del documental "de panzazo", lamentó que no se vea el fondo del problema educativo ni se refleje la realidad del país, con 18 millones de mexicanos en la pobreza alimentaria y con 14 millones de personas sumidas en la economía informal que tienen problemas para enviar a sus hijos a la escuela.

Se pregunta de quién es la culpa que en las aulas haya niños con desnutrición que se duermen en los pupitres, que tan sólo en 90 días se obtenga la Licenciatura en Educación, cuando una Licenciatura universitaria se cursa en 8 semestres y que se gasten millones de pesos en cursos de actualización que no existen.

“¿Podrá haber calidad en la educación con un pueblo desnutrido?, ¿con severos problemas de desnutrición infantil?, ¿con niños que se duermen en las aulas, con niños con hambre?”.

Por ello, defendió al Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación al manifestar que no es el responsable del problema del sistema educativo mexicano.

“El Sindicato representa a los trabajadores en sus demandas económicas y sociales, cumple con los planes y programas que fija la Secretaría de Educación Pública, que es la instancia que representa al Ejecutivo federal en lo que es la educación pública y privada y la rectoría de la educación la tiene el Estado. Si el Gobierno no tiene política educativa no puede buscar culpables”.

En ese sentido, aseveró que hay escuelas que ya no quieren pintarrones y claman para que regresen los pizarrones a las aulas; se llegó a la época de la computadora y del cañón “y quisiéramos tener siquiera los elementos para los rotadores gráficos, rotafolios y tensores didácticos, porque ni a eso llegamos en muchas escuelas”.

En el año dos mil se destinaba el 5.2 por ciento del Producto Interno Bruto para educación, sin embargo, a doce años de distancia no se alcanza ni ese porcentaje para la educación pública.

"Para esa época ya estábamos en el 5.2 por ciento para educación en el año 2000, desde que se dio la obligatoriedad del 8 por ciento del PIB en lugar de crecer ha descendido, ahorita no llega al 5.2 por ciento que teníamos ya".

El Gobierno Federal en lugar de cumplir con las disposiciones aprobadas por la 58 Legislatura federal para destinar el 8 por ciento del PIB a educación, cada año disminuye el presupuesto destinado para este campo.

Lamentó la resistencia que la federación plantea al momento de la discusión del presupuesto para educación, mismo que se repite en diversos periodos legislativos.

Sin embargo y a pesar de esta situación la federación trata de buscar culpables por la situación que representa la educación, sin generar las condiciones que permitan su desarrollo.

"El problema es de fondo, es un problema de inversión de este país, es un problema de generación de empleos, es un problema de inversión educativa (...) luego le echan la culpa a la escuela; quien tiene la rectoría de la educación es el Ejecutivo federal, no el sindicato. Si el gobierno no tiene política educativa no puede buscar culpables".

El motor para el desarrollo del país está sentado en la educación, misma que la federación hace a un lado al disminuir cada año los presupuestos para este sector.

"La educación es un problema integral, involucra a padres de familia, sociedad en conjunto, maestros, involucra a quien tiene la rectoría de la educación que es el Estado. Si el Estado nacional que es quien tiene la rectoría de la educación -porque así lo dice el artículo tercero constitucional-, no ve el fondo del problema educativo y no establece mecanismos para solucionar problemas, todo lo que se haga será discurso".
  • Chef y nutriólogo a la puerta de tu casa
  • Caserío del Lago
  • Escuela Cervantes
  • Zapatillas Castle Shine
  • El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

    Obtener Adobe Flash Player