Ir a Menú

Ir a Contenido

Sección: Estado de Veracruz

Alumnos de Humanidades exigen revisar el MEIF, planes de estudio e infraestructura

- Tras tomar las instalaciones de su Unidad el martes, siguen en paro y preparan pliego petitorio
- Piden modificar el organigrama universitario para lograr autonomía y revisar el protocolo de titulación
- Tienen tomada la calle en espera de las autoridades universitarias

Mercedes Aguilar Xalapa, Ver. 03/10/2012

alcalorpolitico.com

Alumnos de la Unidad del área de Humanidades de la Universidad Veracruzana (UV) no liberaron las instalaciones de esta zona universitaria que tenían “tomada” desde este martes y aprovecharon el bloqueo para manifestar sus inconformidades y exigir a las autoridades educativas la pronta resolución a sus demandas.

Su solicitud principal es que las autoridades educativas, en este caso el rector Raúl Arias Lovillo, se acerque a ellos para conocer sus necesidades y planear, juntos, las posibles soluciones a sus demandas; pero mientras esto no sucede, decidieron cerrar la calle Ezequiel Alatriste, donde se ubica el acceso principal a la Unidad, lugar en el que de manera simultánea realizaron lo que llamaron asambleas en las que participaron los estudiantes de cada una de las licenciaturas.

Revisión al Modelo Educativo Integral Flexible (MEIF), la autonomía de la UV frente al Gobierno del Estado, revisión en la aplicación de los recursos asignados a esta Institución, participación de la comunidad estudiantil en la asignación de profesores, pero también autonomía en cada una de las facultades para elegir a sus directivos, -porque aseguran que es la Rectoría quien los asigna directamente-, son las demandas de los estudiantes que aseguran que tendrán tomadas las instalaciones hasta el día lunes.

Todas las peticiones se plasmaron en un documento. Fueron 12 los puntos que conforman lo que nombraron el "borrador" de su pliego petitorio que será revisado por la comunidad estudiantil de esta Unidad para posteriormente entregarla al Rector.

En el caso del MEIF, lo que los estudiantes piden es que revise a detalle cómo está funcionando, porque -aseguran- hay muchos alumnos inconformes, “hay mucha gente a la que le gusta y mucha a la que no, pero lo cierto es que no es un modelo coherente con sus planteamientos”.

Denunciaron que se tienen que inscribir hasta cuatro veces, porque hay preinscripción, inscripción en línea, luego personalmente, para después confirmar y ya al iniciar las clases no fueron las que ellos eligieron porque hubo errores a la hora de asignar los grupos y esas materias ni se abrieron.

“Teóricamente está bien planteado, pero es un modelo que se copió de países en donde el sistema educativo funciona diferente, las ofertas educativas son diferentes y aquí en la Facultad no podemos elegir las clases que deseamos porque los salones tienen un número limitado de espacios y algunas clases no se ofertan, pero aparte hay preferencias a la hora de solicitar las materias”.

En lo que respecta a la autonomía, explicaron que es una característica de la Unidad de Humanidades y de la misma Universidad, pero piden que se ejerza, pues “una autonomía es una organización en donde se generan dinámicas internas que sean ajustadas a las necesidades locales”.

En este sentido, pidieron que se logre la autonomía frente al Gobierno estatal, “porque no entendemos cómo en una universidad autónoma se hace imposición de rectores que muchas veces la indicación directa viene del gobierno y no existe participación de la comunidad estudiantil, es por eso que pedimos que esta autonomía sea coherente con el discurso que desde la Rectoría plantean”.

Los manifestantes enfatizaron que el rector, Raúl Arias Lovillo, no ha ido a hablar con ellos ni una sola vez. La tarde de este miércoles mandó a un representante, pero sólo se llevó las peticiones y no abonó en las posibles soluciones; “esta es parte de nuestras exigencias, que exista un diálogo verdadero entre las propuestas, necesidades o demandas de los estudiantes y los órganos institucionales que se encargan de llevar éstas acabo”.

“Para el día de hoy el representante del Rector lo justificó diciendo que existen los mecanismos para captar todas las demandas, pero no se ven claras las soluciones, es por eso que hay mucha inconformidad”, abundaron.

La imposición tanto de directivos como de académicos es una práctica que piden erradicar, ya que aseguran que los estudiantes no tienen ni voz ni voto pero no sólo en la selección, tampoco en la pertenencia de éstos en la Facultad; “nada más de repente vemos maestros salir sin nosotros tener participación y muchas veces hay maestros muy buenos que son despedidos y algunos que no son tan buenos y permanecen, es por ello que solicitamos una participación real”.

En el caso del manejo de los recursos, los estudiantes detallaron que el descontento es porque la Universidad recibe recursos federales por ser una escuela pública, los alumnos pagan su inscripción y se manejan los patronatos, los fideicomisos y demás, “pero hay manejo de recursos que no son totalmente claros, pero el principal descontento es que con el dinero asignado a la Universidad se mantenga un proyecto como el equipo de basquetbol Los Halcones, que ni siquiera está integrado por jóvenes de la UV, es sólo para darle prestigio a la Universidad, pero un prestigio que se paga muy caro”.
  • Escuela Cervantes
  • La Parroquia Xalapa
  • Casas Murano