Ir a Menú

Ir a Contenido

Sección: Estado de Veracruz

Filosofía de Calderón; dice a los cadetes: lo más importante de la vida es ser feliz

- Sorprende su discurso a asistentes a ceremonia de clausura en la escuela Naval
- Alienta a jóvenes a ayudar sirviendo 24 horas a la Patria y Fuerzas Armadas
- Afirma que el placer es doble cuando se sirve en tiempos difíciles

Raymundo Zúñiga Ortiz Alvarado, Ver. 23/11/2012

alcalorpolitico.com

No era el filósofo, Fernando Savater, no era tampoco Miguel Ángel Cornejo, o algún monje tibetano como el que visitó Veracruz hace algunos días, era el presidente de la República, Felipe Calderón, hablando de la filosofía de la vida a los jóvenes Cadetes de la Heroica Escuela de Antón Lizardo.

El Presidente que hace unos días cantó, ahora a unos días de dejar el poder hasta se volvió filósofo, le dijo a los cadetes: "lo más importante de ser joven, lo más grato, lo más poderoso, es ser capaz de soñar, construir ideales y, especialmente, de tener el valor, la audacia y la ilusión de poner todo para alcanzar esos sueños y esos ideales. Sean siempre leales a sus sueños y a sus ideales".

- ¿De qué habla, qué le pasa al Presidente?, comentó extrañada una reportera que cubre la fuente de la Presidencia de la República, se alcanzó a escuchar entre murmullos.

"También, aprendan pronto y recuerden siempre que el sentido de la vida, el sentido de nuestra existencia aquí, en esta Tierra, es ser feliz. Y que la felicidad más sublime, la duradera, la que verdaderamente vale la pena, es la felicidad que se construye haciendo el bien y, en particular, el bien de los demás, muy específicamente, construyendo el bien común de nuestro querido México, de quien tuvimos el privilegio de ser hijos y súbditos", expresaba el Mandatario mientras las miradas de extrañeza entre algunos asistentes fue notoria.

"Busquen siempre el sentido de su propia vida. Busquen siempre el ser felices. Busquen la felicidad en el bien y en el servicio a los demás. Y qué mejor construcción de bien, qué mejor servicio a los demás y qué mejor servicio a la Patria, que servir en las Fuerzas Armadas y en la Marina Armada de México", reflexionó el Mandatario.

"Ése es el más grande honor que puede tener un mexicano, servir a la Patria cien por ciento, 24 horas al día, siete días a la semana, 365 días al año".

Ese honor, de suyo grande, el máximo, es doble cuando se sirve a la Patria en tiempos de dificultades, como es más grande el honor del marino que surca la tormenta y la vence, que aquél que hace su derrotero y sus singladuras en aguas quietas. Es la mar embravecida la que forja el carácter y despierta el talento de las mujeres y los hombres de mar, concluyó su mensaje.

- "¿Qué pasará en la mente de un Presidente, cuando está a unos días de dejar el poder?", le nació la idea de investigar a otro compañero reportero luego de escuchar ese mensaje de Calderón.
  • Escuela Cervantes
  • La Parroquia Xalapa
  • Casas Murano