Ir a Menú

Ir a Contenido

Sección: Estado de Veracruz

Los transgénicos generan afectación a nivel social y ambiental; agrecología es una opción

- Con los cultivos transgénicos se elimina la capacidad del productor y la autonomía de la semilla
- El oponerse a los transgénicos implica oponerse a perder nuestra tradición: Movimiento de Agroecología

Ángeles Godoy Morales Xalapa, Ver. 17/11/2012

alcalorpolitico.com

"El oponerse a los transgénicos implica oponerse a perder nuestra tradición, herencia, a ser autónomos en nuestra producción, qué, cómo y cuándo sembramos. Así como a poder comer de forma natural. Debería existir una moratoria porque no sabemos si son buenos o malos", señaló Esteban Acosta Pereira, del Movimiento de Agroecología Dinámica de Costa Rica.

Dijo que a nivel mundial hay una presión muy grande de empresas multinacionales para continuar el cultivo y procesos productivos de alta eficiencia económica para las transnacionales. Sin embargo, tienen gran afectación a nivel social y ambiental.

Por ello la agroecología es una opción como herramienta productiva y de transformación social.

"Es el caso de los cultivos transgénicos, por ejemplo en Costa Rica se están solicitando permisos para este tipo de cultivos".

En entrevista durante su visita a Xalapa, destacó que hay un movimiento ecologista, orgánico, de agricultura natural y biodinámica para crear una oposición. Explicó que con los cultivos transgénicos se elimina la capacidad del productor, así como la autonomía de la semilla, producción y son incapaces de soportar los cambios climáticos.

"Tienen una ineficiencia productiva, son dependientes al uso de insecticidas, pesticidas y lo que hacen es promover un mayor consumo, mayor avance de la agricultura convencional".

Comentó que actualmente lo que se requiere es una transformación sistemática de la agricultura porque el cambio climático ha ocasionado daños graves a nivel mundial.

Expuso que en Brasil y Argentina los cultivos transgénicos incluso han sido causa de la devastación de suelos.

"Son muestras que nos ponen en alerta para decir que eso no es una alternativa.

En México había cientos de especies de maíz que en este momento están contaminadas por el maíz transgénico, que es propiedad de Monsanto".

Detalló que los transgénicos son una segunda generación de agricultura convencional, que ha demostrado ser "nefasta, no sostenible, sin generación de desarrollo, que encadena a un sistema productivo".

Afirmó que en Costa Rica la producción de Piña se ha visto afectada pese al apoyo económico gubernamental. Se ha detectado que son cultivos altamente contaminantes para el medio ambiente.

Precisó que en la Unión Europea tienen prohibido sembrar transgénicos. La agroecología tiene un crecimiento fuerte a nivel social, de movimientos campesinos y agrícolas que le permiten retornar a la autonomía de la producción.

"Es una puerta que nos permite abrir una nueva etapa. La agroecología está forzando la transformación social, ya que no sólo debe ser técnica".

Finalmente hizo el llamado a la sociedad para evitar consumir alimentos transgénicos, sobre todo porque hay pocos estudios sobre el efecto que puedan tener en los seres humanos.
  • Seminario
  • La Parroquia Xalapa
  • Casas Murano