Ir a Menú

Ir a Contenido

Sección: Estado de Veracruz

Vienen problemas económicos y sociales para México, si no se controla la obesidad

- En el combate deben intervenir padres y autoridades, dijo José Covarrubias
- México, primer lugar en obesidad infantil y en mujeres, además; segundo país "más gordo" del mundo

Alicia Aguilar Guevara Xalapa, Ver. 26/10/2012

alcalorpolitico.com

Si no hay un cambio real en los malos hábitos alimenticios de los niños, los padres no toman el control de la ingesta de alimentos con responsabilidad y no se regula la venta de comida con altos niveles de calorías en las escuelas será devastador el futuro de México en salud.

En entrevista para alcalorpolitico.com, durante los festejos del Día del Médico en la Facultad de Medicina, José Manuel Covarrubias, presidente de la Sociedad Mexicana para el Estudio de la Obesidad, Síndrome Metabólico y sus Complicaciones insistió en la importancia que tienen los padres en los hábitos alimenticios de los menores.

"Parte de esto es un proceso educativo, en la manera en que nosotros enseñemos a los padres a que no debemos comprar esos tipos de productos, a que debemos ofertar productos más nutricionales, menos calóricos... de lo contrario seguramente veremos resultados más devastadores".

Recordó que actualmente México tiene el primer lugar en obesidad infantil en el mundo, el primer lugar en obesidad en mujeres ya confirmado y "somos el segundo país más gordo del mundo".

"Si nosotros no hacemos cambios importantes, si nuestra Secretaría de Salud ni las instancias que tienen que ver con cambios específicos de salud, pues seguramente el futuro de nuestro país será incierto y vienen problemas graves tanto económicos como sociales".

Consideró el fondo fundamental, el trabajar en las escuelas primarias modificando la manera incipiente de malos hábitos, "nosotros tenemos una industria desafortunadamente en México que al menos en el mundo implica alrededor de casi 900 mil millones de pesos por concepto de productos no nutricionales, como es Sabritas, refrescos y que desafortunadamente los encontramos en todas partes".

Y es que refirió que cuando se habla de genética, se habla de susceptibilidad, "pero ahora lo que hace la contundencia es los malos hábitos y nosotros podemos tener un papá o mamá que no tenga diabetes pero siendo obeso vas a detonar diabetes", puntualizó.
  • Seminario
  • La Parroquia Xalapa
  • Casas Murano