Ir a Menú

Ir a Contenido

Sección: Estado de Veracruz

En la primaria “Rébsamen” de Xalapa, Tesorera desapareció con dinero de cuotas

- Padres del turno matutino demandan intervención de SEV ante opacidad con recursos del plantel

- Además, docentes son acosados por Directora, afirman

Claudia Montero Xalapa, Ver. 13/05/2024

alcalorpolitico.com

Padres de Familia de la Escuela Primaria “Enrique C. Rébsamen”, turno matutino, solicitan la intervención de la Supervisión Escolar y del secretario de Educación, Víctor Vargas Barrientos, para que pongan orden y se les entreguen cuentas de los fondos que se recaudaron por las cuotas de inicio del ciclo escolar 2023-2024, ya que ingresaron 301 mil pesos, pero a la fecha solo hay 80 mil pesos y no se puede hacer uso de ellos porque la Tesorera se encuentra prácticamente desaparecida.

Además, acusaron que tanto el personal docente, administrativo y de apoyo del centro educativo, se siente intimidado, y acosado por la directora Eloísa Constantino Morales, quien vulnera sus derechos y tampoco les permite conocer las cuentas: “Ella abusa de su poder para generar recursos económicos extras que de ninguna manera se ven reflejados en mejoras para el plantel educativo”, señalaron.

Los padres de familia acusaron que los recursos se manejan en la cuenta personal de la tesorera Karla Olivares, quien junto con la presidenta de la Asociación de Padres de familia, Guadalupe Pestaña y la Directora han sido omisas en la rendición de cuentas, al grado de organizar una rifa para recaudar fondos y así comprar una bomba para dar servicio a los baños del segundo piso, ya que tienen una semana sin funcionar y esto provoca un problema de salud e higiene en el plantel.



Los inconformes con esta situación, exigen que tanto la directora de la institución, como la presidenta de la directiva de Padres de familia y la tesorera, explique cómo se gastaron más de 250 mil pesos, ya que, por otros conceptos, la sociedad de padres de familia ingresó poco más de 30 mil pesos, de manera que, la sociedad de padres de familia podía disponer de 340 mil pesos, mismos que quedaron en manos de la tesorera y de los cuales nadie sabe el manejo.

El manejo de los recursos en la escuela ha sido irregular y cuando se busca a la tesorera, Karla Olivares, esta evita responder las llamadas y ya no se presenta al plantel, evitando rendir cuentas sobre el uso de los recursos provenientes de las cuotas escolares; sobre estas cuotas de inscripción, aunque se supone que el pago no es obligatorio, la directora Eloísa Constantino Morales les cobra a los padres de familia, a través de las vocales de cada grupo, quienes envían mensajes para que quienes falten, liquiden el “adeudo”.

A decir de los afectados, de los 340 mil pesos, que quedaron en manos de la tesorera, en el reporte del mes de abril, la tesorera informó que en la caja ya solo había 120 mil pesos. El informe otorgado señalaba que el resto del recurso se había utilizado en remodelación y compra de material para mejoras en la escuela.



Se informó de un gasto de 65 mil presos para la compra de artículos de mantenimiento como son pintura, esmalte, brochas, yeso, cemento blanco, lijas, cerraduras y cerrojos para la escuela; también se incluyó el pago de 76 mil pesos para servicios de personal que se encargó de pintar dar mantenimiento y hacer limpieza en las aulas y jardinera, así como la colecta de basura.

La presidenta y la tesorera también plantearon el gasto de 19 mil pesos por concepto de pago de taxis, servicio de telefonía, piñatas, recibos de inscripción y dulces para los festivales de diciembre.

También dijeron haber gastado 19 mil pesos en la organización del festival del Día de Muertos, para la colocación del Altar, sin embargo, en ninguno de los casos se presentaron facturas, tickets de compra o documentación que avale el pago de los bienes o servicios, por lo que los padres de familia exigen que se esclarezca el uso de los recursos.



Lo más grave, comentaron, es que el dinero de las cuotas escolares se maneja en la cuenta personal de la tesorera Karla Olivares, sin que sea mancomunada para los retiros, por lo que nadie conoce un estado de cuenta, “solamente la directora y presidenta, prestándose a cuestionamientos de los padres y maestros”, recriminaron.

Se informó que, aunque en abril la vocal dijo que tenía 126 mil pesos en la caja, esta semana, cuando se planteó la compra de una bomba para garantizar agua en los baños de la escuela, se notificó vía WhatsApp que la señora dijo que ya solo tiene “80 mil pesos” en resguardo.

Ante esta situación que afecta a los alumnos de manera directa, se pretende realizar una rifa para reunir los fondos y comprar la bomba, lo que obligaría a cada padre de familia a pagar al menos cuatro boletos con un valor total de 100 pesos.



“El equipo se necesita de manera urgente, pues por el tema de tandeo y la poca agua que llega a la escuela, los baños del segundo piso no tienen servicio desde hace una semana, por lo que ni las niñas o niños pueden hacer uso de la infraestructura”, denunciaron.

Los Padres de familia de varios grupos se niegan a vender los boletos de la rifa, pues la queja es que la tesorera se niega a regresar el dinero que “dice” tener en caja y no se ha presentado en el plantel educativo, “ya se tiene la cotización, pero no hay dinero y por eso quieren hacer la rifa”, expresaron.

Por tanto, se rehúsan a pagar los boletos ya que los recursos provenientes de las cuotas son para utilizarse en lo necesario para el plantel, sobre todo al tratarse de un tema urgente como lo es el servicio de sanitarios.



Debido a todas estas irregularidades, exigen la atención de las autoridades educativas ya que incluso, denunciaron, no hay claridad en cómo se maneja el dinero que entra por concepto de la cooperativa escolar del plantel educativo, es decir, por la venta de alimentos y bebidas a los estudiantes.