Ir a Menú

Ir a Contenido

Veracruz
Universidad Anahuac

Seccin: Estado de Veracruz

¿Quién fue Guízar y Valencia, el obispo de los pobres?

Este 24 de octubre la iglesia veracruzana celebra a su exobispo que fue elevado a los altares hace 6 años

El Universal Veracruz, Ver. 24/10/2012

alcalorpolitico.com

Rafael Guízar y Valencia nació en Cotija, Michoacán, el 26 de abril de 1878. Sus padres, Prudencio Guízar González y Natividad Valencia de Guízar, tuvieron otros hijos más; aunque se desconoce a ciencia cierta el número de éstos, ya que unas páginas religiosas refieren entre cuatro y once hermanos, algunos de ellos también dedicados a actividades religiosas.

En el año de 1890 inició sus estudios en el colegio de San Estanislao, regentado por los padres jesuitas, donde comenzaría a formarse su vida a la Iglesia y once años después, obtendría la ordenación sacerdotal en la catedral de Zamora, señala ACI Prensa.

Bajo el papado de Vincenzo Pecci, León XIII, fue nombrado misionero apostólico. En los primeros años del México revolucionario, Guízar y Valencia prestó servicio religioso entre los soldados del Distrito Federal, Puebla y Morelos, motivo por el cual se inició una persecución en su contra y el inicio de una serie de "destierros", debido a su postura religiosa.

En agosto de 1919, Giacomo Della Chiesa, papa Benedecito XV, lo eligió como obispo de Veracruz y el 30 de noviembre del mismo año, recibió en La Habana, Cuba, la consagración episcopal, llegando a Veracruz el 3 de enero de 1920.

Durante la llamada guerra cristera en el sexenio de Plutarco Elías Calles, el prelado abandonó su diócesis en Xalapa y se refugió en Estados Unidos, Cuba, Guatemala y Colombia y regresó al país en 1929, organizando nuevas misiones hasta su muerte en la ciudad de México, el 6 de junio de 1938.

Su cuerpo fue trasladado a la capital veracruzana y el 28 de mayo de 1950, su cadáver incorrupto fue exhumado a la catedral de esa ciudad. A la par, comenzó a esparcirse en México, Guatemala, Cuba, Colombia y el sur de los Estados Unidos, su fama de santidad, iniciando el proceso diocesano para elevarlo a santo.

Fue hasta 1992 cuando el vicepostulador Rafael González instruyó aceptar un milagro para iniciar el proceso de beatificación, el cual realizó el pontífice Juan Pablo II el 29 de enero de 1995.

En el sitio oficial de la causa de Rafael Guízar y Valencia detallan que en 2004 "que para proceder a la Canonización se necesita otro milagro. Éste consiste en el nacimiento de un niño que a las 31 semanas de gestación se le detectó paladar hendido y labio leporino. El niño nació completamente sano. Todo consta en estudios de gabinete".

Para 2005, en mayo y noviembre, las comisiones de médicos y teólogos, respectivamente, dieron su voto favorable para elevar a santo a Guízar y Valencia.

En 2006, Joseph Ratzinger, papa Benedicto XVI, emitió el decreto Súper Miro donde reconoce la autenticidad del milagro atribuido a Guízar y el 1 de julio, reunido en Consistorio, fijó la fecha de canonización para el 15 de octubre de ese año en la Basílica de San Pedro, Roma, Italia.

Del padre Rafael Guízar, sus fieles recuerdan que "ganar almas para Dios", era el gran reto de su vida además de predicar "un Obispo puede carecer de catedral, báculo o mitra, pero no de seminario".
  • Centro Mexicano de Estudios de Posgrado
  • Ayuntamiento de Xalapa
  • Salon de usos multiples
  • Segundo ao
  • Ipax