Ir a Menú

Ir a Contenido

Prevención del dengue
Universidad Anahuac

Sección: Estado de Veracruz

“¿Quién no ha vivido una historia a bordo de un ADO?”

- En Al Calor Empresarial, Agustín Irurita, expresidente de Grupo ADO, afirmó que la empresa innova en todo el rubro de la movilidad

- Ahora es la primera en movilidad en ciudades de España donde presta servicio urbano

- A la autoridad en el transporte se le debe tratar de igual a igual, con respeto pero sin sometimiento

- El éxito no es magia y nada es gratis, los jóvenes se deben poner las pilas: trabajar y participar

ngel Camarillo Xalapa, Ver. 05/09/2021

alcalorpolitico.com


Click para ver fotos


De prestar una sola ruta de pasaje en sus inicios, Grupo ADO, hoy Mobility ADO, lidera el servicio de transporte urbano en España y en México, innova en todo el rubro de la movilidad, destacó el expresidente de la empresa, Agustín Irurita Pérez, al abrir la tercera temporada de Al Calor Empresarial.

Al cuestionar “¿quién no ha vivido una historia a bordo de un ADO?”, el empresario destacó la expansión de la empresa en Querétaro, e incursionar actualmente en bicicleta y patines, como una prestadora del servicio de movilidad.

“Tenemos 82 años de vida en la empresa. Estamos en la tercera generación, preparando la cuarta para que siga adelante” expresó en entrevista con Mauricio Cuevas Gayosso desde el piso 30 de la Torre JV-Centro Mayor en Xalapa.



El entrevistado destacó el cambio en Grupo ADO en los años 80 y la evolución a la empresa de hoy, con marcas y líneas de autobuses con destinos a todo el sureste del país.

"Empezamos a incursionar en el transporte suburbano, urbano, se presentó la oportunidad, se adquirió la segunda empresa de transporte en España, hoy somos la primera de España, en muchas ciudades de España el servicio urbano lo da ADO".

En ese sentido, enfatizó que la meta no es sólo dar servicio en los niveles “de lujo” sino en los básicos y con el compromiso de brindar la misma calidad en los procesos y cada quien disfrute la experiencia de un viaje.



Recordó que en su caso, ingresó a la empresa en los años 60, en una época en donde la transportadora, prácticamente una cooperativa, se caracterizó por el número de emprendedores en sus filas.

"El emprendedor es el que se atreve, yo le llamo los conquistadores; llegó la segunda generación que yo le llamo los colonizadores, que a lo que se ha conquistado hay que ponerle orden, establecer límites y poner orden".

En su caso le tocó estructurar para convertir a ADO, de una empresa a una institución y, esto implicó un tema afectivo, e imponer una cultura de respecto a las normas y comenzar a trabajar en la calidad.



Esto implicó la contratación de asesores y de enviar personal a Japón para impregnarse de la cultura empresarial de aquel país.

Se puso orden a la velocidad en carretera, se equiparon los camiones con tacógrafo, se designaron a dos conductores por vehículo, limitaron los horarios de trabajo, se desarrolló el tema de la convivencia familiar y el funcionamiento de la organización interna de ADO.

Esto condujo a separar a la empresa de la cámara del transporte de carga, a la de transporte de pasaje y con lo anterior, eliminar las concesiones y acatar las reglamentaciones del Gobierno.



Un punto principal consistió en controlar la velocidad de conducción durante el viaje, y durante esos años se consideraba a los choferes más rápidos como los “mejores conductores” de la empresa, por lo tanto, en una reunión con los operadores se les citó también a sus esposas, y en donde discutieron el tema en el hogar el cambiar la velocidad máxima de 130 kilómetros por hora a 95 kilómetros por hora.

"El tema fue que logramos el cambio, cuando logramos el cambio en el tema cultural".

Destacó que a su generacion, la segunda en la historia de la empresa, le tocó enfrentar la demanda creciente de transporte, mientras que a la actual generación enfrenta el reto de las

nuevas formas de transporte.

"Percibo aquí en Veracruz un sometimiento a la autoridad, cuando la autoridad es un igual, que lo tienes que tratar con todo respeto, pero de igual a igual, apoyar lo que hace bien, cuestionar lo que está mal hecho y oponerse a lo que te tengas que oponer".

A los jóvenes les aclaró que el éxito "no es magia" sino que nada es gratis, se deben poner "las pilas" y por lo tanto, es indispensable congeniar con el trabajo, además, que cada persona requiere participar más con la sociedad.



"Vivimos en la sociedad y está en nuestras manos construir una mejor sociedad. Invito a todos a que participen, se atrevan a ser, se atrevan a debatir, a que los niños tengan sus propias ideas y defender lo que ellos piensan".