Ir a Menú

Ir a Contenido

El Canje Seguro Conviene
Universidad Anahuac
A dos a?os del Stan

48 indgenas de Coyutla siguen esperando que les reconstruyan sus casas

Ni Sedesol ni Idere les responden desde enero de 2006

Ram?n Moreno Alvarado Xalapa, Ver. 12/03/2007

alcalorpolitico.com

En manifestacin en la Plaza Lerdo alrededor de 30 indgenas de las comunidades de San Marcos, El Paso y Las Lomas del municipio de Coyutla, se quejaron de que a dos aos de que el huracn Stan destruyera sus viviendas, que la Secretara de Hacienda les negara recursos del Fondo Nacional de Desastres y que la Secretara de Desarrollo Social y el Instituto de Desarrollo Regional les extendieran 48 certificados de subsidio para reconstruir sus casas estos no lo han llegado.

En improvisada asamblea los manifestantes se arrebataban la palabra ante las preguntas sobre la razn que los haba hecho venir a la capital, en esforzado castellano explica Ramos Anselmo Salazar hace dos aos el huracn Stan tumb casas, destech otras en La Loma y ya va venir el otro y noms tapamos con lminas de cartn, pero se van a volar.

Unos vestidos con calzn de manta, camisas multicolores y descalzos, otros con ropa de fbrica, las ms humilde, pero con ms fluido idiolecto, mostraban sus certificados de subsidio que extendi el Gobierno Federal por conducto del Fideicomiso Nacional de Apoyo Econmico para la Vivienda, foliados, fechados desde septiembre del 2006 y firmados por Carlos Antonio Montemayor Guerrero que hasta la fecha no se han podido cobrar.

Aunque no precisan los montos que en general o en particular adeudan a cada uno, muestran un oficio en el que le responden al alcalde de su municipio, Basilio Picazo, que los recursos deberan ser entregados por el delegado de SEDESOL de entonces, Bernardo Tllez Jurez, actual Secretario General del PAN en Veracruz, y por el director del IDERE, Alberto Walker Lpez, tambin relevado de su encargo.

Mientras ambos funcionarios incumplieron con el compromiso, Francisco Len explica salimos a las 4 de la maana, es que est algo retirado y de la cabecera a mi comunidad tuve que caminar dos horas, ahora espero que nos atienda, pero lo que s, es que no nos iremos hasta que nos atiendan.