Ir a Menú

Ir a Contenido

De 2000 a 2005

641 feminicidios en Veracruz

Rechaza PROEM que hayan sido 1500 las mujeres sacrificadas de manera violenta Confundieron investigadoras del congreso decesos con homicidio: Sandra Soto

Ram?n Moreno Alvarado Xalapa, Ver. 13/07/2006

alcalorpolitico.com

La Coordinadora del Programa Estatal de la Mujer, Sandra Soto Ramrez, refut la cifra de mil 500 feminicidios en Veracruz entre el ao 2000 y el 2005 que dieran en meses pasados las investigadoras del Congreso de la Unin, tras la revisin de los procesos judiciales en manos de la Procuradura de Justicia del Estado, al reducirlos a 641.

Queriendo ser respetuosa pero finalmente desmentido, la titular del PROEM, argument que los datos que manejaron Marcela Lagarde y Mayela Garca, son el total de decesos de mujeres en este periodo, pero confundieron stos con homicidios, cantidad inferior en casi 859, y por lo tanto en el promedio anual, pues son alrededor de 128 y no de 300 como manejaba la diputada y su ayudante.

La colaboradora de Fidel Herrera dijo que se busca entrar en contacto con estas familias para apoyarlas pero es un trabajo difcil pero ya lo comienzan a hacer, y justific que los organismos civiles tienden a hacer prospectiva porque no tienen informacin para llamar la atencin sobre un problema, pero estn alejadas de la realidad.

Soto Ramrez explic que normalmente manejan datos sombra que son difciles de probar, sobre todo en actividades ilcitas, por eso siempre hay dos datos los oficiales y las de ONG, como es en el asunto del trfico de personas, que es complicado tener estadsticas, pues la ONU maneja que en el mundo hay 4 millones de mujeres en trata y de stas la mitad son nias entre 5 y 15 aos.

Pero estas cifras son difciles de sostener, agreg, pues aunque son de buena voluntad lo que provoca es que se desacredita su trabajo, pues hay indefiniciones tanto en los feminicidios como en el de trata, pues pueden considerarse las empleadas domsticas, en una situacin de semiesclavitud, pues las tienen encerradas en casas, pagndoles muy poco y sin dejarlas salir.

Finalmente, dijo que las propias vctimas muchas veces no se ven como tales, como lo experiment ella con las mujeres chiapanecas que vendan baratijas en Veracruz para un lenon, pues no quisieron ayuda para romper esta relacin desventajosa para ellas, porque no lo consideraban mal, ellas lo vean como empresarias.