Ir a Menú

Ir a Contenido

Universidad Anahuac

Sección: Estado de Veracruz

A partir de este viernes, prohibida la discriminación de personas por tener tatuajes o perforaciones

La CEDH recibirá y resolverá las quejas de personas que se sientan agraviadas por tener tatuajes o perforaciones

Javier Salas Hernndez Xalapa, Ver. 17/08/2018

alcalorpolitico.com

En Veracruz, a partir de hoy viernes, queda prohibida la discriminación de las personas por tener tatuajes o perforaciones corporales.

Las reformas y adiciones al Artículo 6 de la Ley para Prevenir y Eliminar la Discriminación de Veracruz, señalan que es conducta discriminatoria la negación, exclusión, distinción, menoscabo, impedimento o restricción de alguno o algunos de los derechos humanos de las personas, por tener tatuajes o perforaciones corporales.

También establecen como discriminación la aplicación de políticas públicas, programas u otras acciones de gobierno que, en apariencia neutrales, tengan un impacto desventajoso en los derechos de las personas.



Por ello, la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) será la encargada, además de promover las acciones encaminadas a la prevención de toda forma de discriminación, de recibir, integrar y resolver los expedientes de quejas interpuestos por las personas que se sientan agraviadas por tener tatuajes o perforaciones en el cuerpo, cuando éstas fueren atribuidas a cualquier autoridad o persona servidora pública estatal o municipal; proporcionando, además, la asesoría y orientación necesarias y los medios idóneos para que las personas hagan efectivo su derecho a la no discriminación.

Se estima que la apariencia física debe ser elección de la propia persona y los tatuajes y perforaciones son modificaciones que se hacen a la piel y al cuerpo; siendo prácticas que han acompañado a la humanidad desde sus orígenes incluyendo a las culturas del México precolombino como una forma de comunicación no verbal.

Según datos del Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (CONAPRED), uno de cada 10 habitantes del país posee un tatuaje, perforación o ambos; es decir, aproximadamente 12 millones de personas han elegido tatuarse y en consecuencia deben ser protegidas de toda discriminación, máxime que es una práctica que va en aumento cada día y la regulación de esta actividad ya se encuentra contemplada en la Ley General de Salud.



Pero en muchas ocasiones se tiene la idea de que quien porta un tatuaje, una perforación o ambos, es un delincuente, un rebelde o un inadaptado social, que no merece confianza y no cumple con los requisitos de buena presentación para desenvolverse laboral o profesionalmente.