Ir a Menú

Ir a Contenido

Cultura Viva
Universidad Anahuac

Sección: V?a Correo Electr?nico

Aclara que tampoco los que tienen un “enemigo kit” se salvan de voracidad Telcel

Se escudan en las letras chiquitas para seguir exprimiéndonos, sacándonos dinero y que Slim siga siendo inmensamente rico

Xalapa, Ver. 14/07/2010

alcalorpolitico.com

Buen día:

Con relación a la información publicada el día de hoy en Al Calor Político relativa a las trampas de que se vale Carlos Slim, a través de Telcel, para seguir haciéndose rico a nuestras costillas, me permito presentar alguna información adicional, para que vean que tampoco los que tenemos un Amigo (Enemigo) Kit, nos salvamos.

Mucho se habla de él, en particular de su "sencillez", pues "puede" vivir con un sueldo de US$25,000.00 (veinticinco mil dólares estadounidenses - que no americanos) al mes, algo así como $300,000.00 (trescientos mil pesos 00/100 M.N.), suma bastante módica, estarán de acuerdo, tomando en consideración la cantidad de dinero que manejan sus múltiples empresas, pero ridículamente grande en un país donde la injusticia social es la constante más avasalladora. Mismo comentario para todos los políticos y funcionarios con sueldos (o dietas) estratosféricos.

En lo que concierne a sus empresas su voracidad no parece tener límites, y me baso en al menos un simple par de hechos, ambos relativos con el sistema de prepago de Telcel.

El primero es que se resiste a toda costa a que en los servicios de telefonía celular se lleve a cabo la facturación por segundo, en vez de por minuto, como actualmente se hace. De esta manera, independientemente de si la llamada dura 1 segundo o 59 segundos, el costo es el mismo, lo cual a todas luces es un abuso, sobre todo considerando que la tecnología para llevar a cabo la facturación por segundo existe desde hace ya al menos ocho o nueve años, y hablo con conocimiento de causa, pues en Francia la facturación de la telefonía celular por segundo se lleva a cabo desde hace aproximadamente ocho años. Y en los Estados Unidos desde hace ya aproximadamente unos 15 años las llamadas los fines de semana son completamente gratuitas independientemente de su duración (así era al menos hace 15 años, que por motivos de trabajo tuve que ir a aquel país; probablemente de 15 años para acá haya nuevas modalidades de operación y facturación que hacen más económicos los servicios para el usuario).

El otro asunto sobre el que quiero comentar es sobre la gran transa que es el sistema Amigo, o Enemigo, como se le quiera ver, pues a través de publicidad engañosa e información que no llega oportunamente al usuario, este señor sigue haciéndose rico, inmensamente rico.

Los invito a ver la imagen aquí abajo incluida, que es de la hojita de información que acompaña a cada tarjeta "Enemigo". Ahí verán que en la actualidad es necesario que una vez que cumples un año con tu nuevo número de celular ellos te "invitan cordialmente" a darte de alta en el programa Amigo Fidelidad para que todas las llamadas cuesten $1.15, en vez de $4.00 el minuto, ¿cómo ven? Antiguamente el paso a este esquema se hacía de manera automática, pero ahora hay que darse de alta, como si a uno le gustara o conviniera seguir pagando las llamadas caras. El problema es que, mañosamente, nadie le informa a uno sobre este cambio, y no sé si es debido a que los distribuidores no están informados, o que se les ha instruido para que no proporcionen la información de manera espontánea.

Eso sí, ellos no pueden enviarle el aviso a uno indicándole que, en apoyo a su economía activen tal o cual servicio, o que está a punto de vencérseles el período de vigencia del número gratuito, que únicamente dura un año, pero a cada rato le llegan a uno mensajes de texto a su celular con promociones de "doble de tiempo aire", y cosas de esas, que dicho sea de paso, y según una persona cercana, no siempre se hacen efectivas.

Personalmente esto lo considero una ratería, pues se escudan en las letras chiquitas para seguir exprimiéndonos y sacándonos dinero, y así este hombre puede también seguir haciendo crecer su fortuna, y comprando minas de oro, como recién lo acaba de hacer.

Dado que no confío en el RENAUT y todas esas vainas, y que no quiero ser motivo de un eventual hostigamiento, solicito atentamente mis datos sean suprimidos, en caso de que la Redacción tenga a bien publicar mi mensaje.

Cordiales saludos y feliz resto de semana
.