Ir a Menú

Ir a Contenido

El Canje Seguro Conviene
Universidad Anahuac

Sección: Estado de Veracruz

Actual gobierno añora años del régimen priísta de los sesenta: Woldenberg

- Hay semejanzas entre el país retratado en 1971 por Carlos Fuentes con el México de 2021

- Ruiz Cortines dirimía, excomulgaba, absolvía y prometía paraísos a los desheredados, citó

ngel Camarillo Xalapa, Ver. 19/05/2021

alcalorpolitico.com


Click para ver fotos
Dentro de la Segunda Mesa “Tiempo Político”, de la Cátedra Interamericana Carlos Fuentes “Tiempo Mexicano” de la Universidad Veracruzana, el expresidente del desaparecido Instituto Federal Electoral (IFE) ironizó que el actual Gobierno de Andrés Manuel López Obrador añora los regímenes priístas totalitarios de 1950 a 1960.

De hecho, en su ponencia, el exárbitro electoral detectó en los apuntes de Fuentes semejanzas entre el país retratado en 1971 por el escritor Carlos Fuentes con el actual México de 2021.

“Creí escuchar los ecos de la prosa de Fuentes en algunas realidades en construcción en el presente, (…) Desearía, o por lo menos así lo veo yo, una prensa alineada, un Congreso servil, una Corte reverente con las condiciones del titular del Ejecutivo, la inexistencia de órganos autónomos del Estado y de las agrupaciones civiles con agendas y propuestas divergentes con el Gobierno”.



Vía Zoom, Woldenberg cita las palabras de Fuentes, donde describe al Presidente Adolfo Ruiz Cortines (1952 a 1958):

“Asimila la autoridad presidencial con el destino de la Patria, ocasión que exige apelar a toda retórica que identifica el poder presente con los grandes nombres y luchas del pasado, aunque en definitiva unos y otros se excluyan”.

En el texto, refiere Woldenberg, Ruiz Cortines a la Nación dirime, advierte, cumple funciones de árbitro, da sermones, da ostias, excomulga, absuelve y promete paraísos a los desheredados.



Y como en tiempos de Ruiz Cortines, el Poder se concentra en Presidencia, excluye a la disidencia, y permea una estabilidad sorprendente, autoritaria y donde se reclama silencio en su omisión.

Woldenberg dijo que, en sus descripciones, Fuentes alertó que un gobierno autoritario precisaría cortesanos, con la función de alabar el oído del monarca y con la muerte cívica de México.

“Los cortesanos no han desaparecido y en todo régimen vertical se encuentran presentes diciéndole al Monarca lo que quiere escuchar y creo, y espero no equivocarme, ya no están solos”, comparó Woldenberg con la Cuarta Transformación.



Fuentes observó, reanuda el éx-árbitro, que el Movimiento del 68 rompió con el mito de la unidad nacional, y donde los jóvenes fueron la cresta de una ola dividida entre dos pirámides: una social de desigualdades, y una política en cuya cúspide se encuentra el Presidente de la República.

“Esos jóvenes (nos dice Fuentes) ven lo que no quieren y quieren lo que no ven”.