Ir a Menú

Ir a Contenido

Semana de la Ciencia
Universidad Anahuac

Sección: Estado de Veracruz

Advierten por robo de identidad en Veracruz; empleados venden datos de clientes

- En primeros 3 meses del año, hubo 17 casos de robo de identidad  en el Estado

- Dentro de empresas, son cómplices empleados con "acceso privilegiado" a bases de datos

Jos Topete Xalapa, Ver. 05/05/2022

alcalorpolitico.com


Click para ver fotos
Durante el primer trimestre del año, Veracruz reportó 17 casos de robo de identidad ante la Comisión Nacional para la Defensa de Usuarios de Servicios Financieros (CONDUSEF).

Expertos han señalado la creciente práctica de compra de datos personales para cometer fraudes en los últimos meses, alertando que el sector más atacado son los usuarios pues muchas veces no tienen cautela al navegar.

Así, la CONDUSEF señala que sólo en las seis unidades de atención a usuarios se han presentado 354 quejas que representan el 59 por ciento de las reclamaciones por robo de identidad en el primer trimestre.



En primer lugar se encuentra la Unidad Metropolitana Central con 147 quejas; en segundo lugar está Jalisco con 83; la Unidad Metropolitana con 40 y la Metropolitana Oriente con 26.

También se encuentra en la lista la unidad de Puebla donde fueron presentadas 25 quejas y Veracruz que acumuló 17. Por último, en Sonora fueron 16 quejas.

Los expertos alertaron que los delincuentes cibernéticos están coludidos en algunos casos para extraer bases de datos o datos de clientes por medio de los call centers.



Zeus López, Chief Information Security Officer en Banco Azteca, señaló que los cómplices son empleados que tienen algún "acceso privilegiado" a las bases de datos.

"Este tipo de actores están siendo un alto riesgo, porque ellos obtienen mucho dinero al robar bases de datos o información de clientes", destaca.

Por su parte, Juan Manuel Casanueva, director de la organización de investigación en datos abiertos, seguridad digital y tecnología, SocialTIC, coincidió en que hay una industria muy grande de búsqueda y compra de bases de datos tanto bancarios como personales o de contraseñas, con los que se busca extorsionar.



"Sí, ha subido y es derivado del contexto mismo -de la pandemia-. Hubo mucha más gente conectada a la red y no todas esas personas tienen los hábitos de seguridad y de cautela".

"Sabemos que están ahí, sabemos que son las formas que los criminales usan para cometer phishing o engaños digitales", expuso.

Advirtieron que una vez que los extorsionadores poseen los datos personales de alguna potencial víctima, son múltiples las formas en las que se busca llegar a ella, entre las más comunes está el que se hagan pasar por empleados de la institución financiera o que llamen para supuestamente dar soporte a alguna actividad detectada.