Ir a Menú

Ir a Contenido

Clases a distancia
Universidad Anahuac

Seccin: V?a Correo Electr?nico

DESDE ZIMPIZAHUA

Agiotaje, cáncer de todos los tiempos...

29/04/2013

alcalorpolitico.com

Cierto es que, desde que Dios diseñó, creo y echo a funcionar al mundo, perdón, ¿qué digo mundo?... nada de eso… ¡Dios echó a funcionar al universo infinito!, no solo al planeta Tierra, sino a todo ese conglomerado mayúsculo cuya grandeza se pierde en la noche de los tiempos, toda esa bóveda celeste llena de planetas infinitamente más grandes que este mundo donde habitamos. Bien, decía, desde que Dios manifestó su omnipotente poder de darle vida, movimiento y esplendor a todo, desde entonces, por ‘Ley de dualidad’, apareció también todo lo malo que siempre ha existido, entre otras cosas el cáncer del agiotaje que entre sus garras se lleva también a infantes inocentes.
 
Pero cierto es también que por fortuna lo bueno es más que lo malo. Así vemos como la gente buena en el mundo predomina en cantidad sobre la gente mala. Lo canijo y triste es que los malos a pesar de ser los menos, están organizados. De esa forma imponen su nefasto poderío. De tal suerte que hoy tienen al mundo sojuzgado, humillado, hambreado, en guerra, desempleado y marginado. Millones de gente en extrema pobreza irónicamente no tienen qué comer mientras cosechas enteras se pudren en el campo por ‘falta de precio de garantía’. O sea, Dios sí cumple y con creces, porque a cambio de un puñado de semillas él nos devuelve toneladas de esas mismas semillas para alimento del ser humano. Pero son los políticos indolentes y mercenarios con sus políticas inhumanas quienes apuntalan con leyes injustas la pobreza por todo el mundo. México no escapa a semejante cáncer y esa es la razón por la que abundan los prestamistas organizados. Menos mal que ahora Enrique Peña Nieto sigue comprometiéndose a transformar para bien a México. Que sigan las reformas, que hagan una para abolir códigos y leyes del porfiriato.
 
Mientras tanto, esa es la razón por la que se dan tantas injusticias que los tres poderes: Ejecutivo, Legislativo y Judicial solapan en el tema del agiotaje. Vemos por todas partes como gente humilde acaba por perder su modesta vivienda en manos de infelices prestamistas quienes inflan sus deudas para quitarles lo poco que les quedaba. Electra, Financiera Independencia, Banco Azteca, Caja popular, Casas de préstamo y la propia banca oficial terminan por despojar a toda la gente que acude a ellos en busca de un apoyo para solucionar sus problemas o para hacer crecer sus negocios. ¡Mentira!, la realidad es que acaban por ser totalmente extorsionados con la trampa usurera de intereses sobre intereses que convierten sus deudas en impagables. Cuidado también con farsantes del derecho que se dicen defensores y resultan verdaderos ladrones con título. Por fortuna también hay abogados con seriedad y honestidad. Son las honrosas y escasas excepciones.
 
Pero los abusos de los insaciables prestamistas engendros de Satanás se acaban cuando la gente buena se organiza. Cuando surgen los grupos coordinados que aprenden a defenderse. Entonces la gente buena saca la casta, el coraje y defiende con dignidad su patrimonio familiar. Así lo ha hecho con éxito el Barzón Coatepecano con gente que se deja ayudar, más no con gente apática que deja a medias su defensa para luego culpar al Barzón de su derrota. Aquí en Coatepec hemos tenido compañeros que teniendo la victoria en sus manos la han dejado escapar, ni hablar, allá ellos. Pero mire usted, quien esto escribe le seguirá dando Gracias infinitas a Dios y al Barzón Coatepecano porque fue así que los miserables banqueros no pudieron quitarnos la Hacienda Zimpizahua a pesar que la prensa daba por hecho que pasaría a otras manos. Hasta recuerdo que el día del remate hubo postores a través de prestanombres, pero qué, ante la gente y en público simulaban amistad al autor de estas líneas… ¡Vaya hipocresía! ¡Cinismo!, no cabe duda que esta lucha social nos permite conocer a los falsos amigos y a los verdaderos enemigos. Son lecciones que da la vida y no acabamos de aprender…
 
Si usted conoce a víctimas de usureros dígales que no se dejen, que no se apendejen ni trabajen para esos seres insaciables del inframundo. Que acudan al Barzón Coatepecano que es una Asociación Civil, apartidista, no religiosa y tampoco lucrativa. Que no sigan entregando el producto de su trabajo a esa horda de entenados de Lucifer. Sepa usted que hasta la mujer que en mala hora los concibió y en peor hora los trajo al mundo se arrepiente de haberlos parido. Como que saben que a los usureros hasta el libro sagrado que es La Biblia, los vomita. No les tengan miedo y que no los espanten con el ‘petate del muerto’ diciéndoles que los van a demandar. Nosotros los contrademandamos a estos abusivos hijos de la chicharra que están fuera de la ley y les quitan el pan de la boca a los infantes que integran las familias de sus víctimas. Celebrar el ‘día del niño’ debe ser protegerlos siempre, no un día al año. Por ellos, por los niños, deben defender su patrimonio familiar.
 
Mire usted, en Tlalteleta está surgiendo un grupo de señoras que tienen bien puestos los ovarios. Pronto será un grupo fuerte para defenderse del agiotaje. Aquí esta solo un ejemplo, la señora María Luisa García Alvarado, madre de varios infantes, pidió prestada la cantidad de $55 mil pesos (CINCUENTA Y CINCO MIL PESOS) ha pagado a la fecha $180 mil (CIENTO OCHENTA MIL), o sea, más de 3 veces lo que le prestaron y actualmente su deuda sigue vigente según la avarienta y roñosa prestamista cuyas iniciales son Obdulia Yañez Ortíz. O sea, la gente buena ya se está organizando y debe organizarse por todas partes porque el bien debe reinar sobre el mal. ¡Sí señor!, porque quien diseño al universo infinito y también a nosotros, lo hizo de manera perfecta para que vivamos felices, tranquilos, con calidad de vida, alegres y agradecidos. Hay que pagar, claro, ¡pero lo justo! No vivir esclavizados a éstas garrapatas purulentas enfermas de ambición. Hagámoslo por los niños que tienen todo el derecho del mundo a un futuro mejor. Feliz día del niño; ¡¡Viva México señores! Ajuaaaaaaaaaaa…
  • Centro Mexicano de Estudios de Posgrado
  • Ipax
  • Clases a distancia
  • Salon de usos multiples