Ir a Menú

Ir a Contenido

Semana de la Ciencia
Universidad Anahuac

Sección: Estado de Veracruz

Alcaldes de Nogales y Río Blanco cobran jugosos salarios y se quejan de falta de recursos

Mario Ríos afirmó que los ediles y los cabildos son cómplices del desfalco que existe

Jorge Reyes Orizaba, Ver. 10/11/2016

alcalorpolitico.com


Click para ver fotos
Contradictoria es la actitud que han asumido los alcaldes de Río Blanco y Nogales Ángeles Martínez Martínez y Antonio Bonilla Arriaga respectivamente, quienes se quejan de la falta de recursos correspondientes a las participaciones federales, pero cobran salarios que ni en sueños podrían aspirar a tener como ciudadanos comunes.

Para el presidente del Consejo Coordinador Empresarial en la zona Orizaba-Córdoba, Mario Ríos Alvarado, esta situación es controversial, pues alegan la devolución de los recursos financieros de donde ellos mismos se sirven.

Al igual que en su momento se ha cuestionado el proceder de otros alcaldes y el que exhiban la falta de capacidad para administrar los recursos de sus municipios deja en evidencia la falta de ahorro, el uso de recursos mal aplicados incluso en los salarios, pues el ayuntamiento ha dejado de ser un ente de atención social y administración de recursos para convertirse en una agencia de colocación de empleo.



“Vemos que los alcaldes que han cerrado las puertas y servicios de sus ayuntamientos en la zona centro, son cómplices del desfalco existente, debido a que el claro ejemplo de la mala inversión está en sus propios salarios que rebasan los 70 mil pesos por mes”, señaló.

En el caso de Nogales, el alcalde Antonio Bonilla Arriaga devenga un salario de 69 mil 990 pesos y la de Río Blanco, María de los Ángeles Martínez Martínez, de 50 mil 64 pesos, por lo cual consideró justa la justificación de esas sumas.

Consideró que resulta ilógico el que municipios, donde existe tanta desigualdad social y necesidad de infraestructura se aprueben a través de Cabildo salarios elevados que son una total falta de respeto para las familias que apenas cobran un salario mínimo al día de 70 pesos y estos funcionarios entre 1 mil 666 pesos a 2 mil 333 pesos.



“El gasto corriente de los ayuntamientos se está yendo en un 90 por ciento y es muy triste, y es claro que no hay obra y es fácil culpar al gobierno federal, al estatal, ya sabemos el daño que hizo el gobierno estatal, pero muchas veces los municipios lo usan para tener un sueldo alto y sin importar si habrá obra”, insistió.

Reconoció que los estados y municipios son autónomos, pero debe existir vigilancia y se debe de manejar un salario promedio, porque no es posible que un municipio pequeño o mediano tenga salarios onerosos aprobados por los cabildos.