Ir a Menú

Ir a Contenido

El Canje Seguro Conviene
Universidad Anahuac

Sección: Estado de Veracruz

Alcaldes que cerraron palacios municipales caen en incumplimiento del deber legal

Podría tener excluyente porque la ley no prevé situaciones donde ayuntamientos no tengan recursos para operar: Colegio de Abogados del Valle de Orizaba

Lissette Hern?ndez Orizaba, Ver. 08/11/2016

alcalorpolitico.com

Incumplimiento de un deber legal es el delito que comenten los alcaldes que cerraron sus palacios municipales, sin embargo, tiene un excluyente, que es la falta de las participaciones federales que no han sido entregadas por el Estado.

En este sentido, el presidente del Colegio de Abogados del Valle de Orizaba "Silvestre Moreno Cora", Hugo Solano, destacó que la Ley Orgánica del Municipio Libre no contempla qué hacer en esta situación.

“Hay lagunas en la ley, porque en determinado momento hay un excluyente de incriminación; aquí la ley prevé que se absuelva. Creo que, aunque existe un incumplimiento de un deber legal, hay el excluyente, porque no cuentan con los recursos para brindar el servicio".



Y dijo que aquí quienes representan a los ciudadanos, quienes tienen derecho de exigir, son los ayuntamientos, pero el escenario actual marca que si no cuentan con los medios para darle a la población lo que se requiere, porque otro ente los sustrajo, están las autoridades en la indefensión.

Añadió que no se prevé en la ley este tipo de situaciones que vive ahora el Estado, donde los ayuntamientos se han quedado sin las participaciones federales de varios meses, "habla de diversos casos, pero no de esto. Sí dice de las atribuciones y obligaciones de los Ayuntamientos, que son prestar servicio, pero no se prevé que en dado caso que no tengan dinero, qué hacen; no está en la ley".

Finalmente urgió que el Congreso Local legisle en ese tema, mismo que tiene convulsionado a todo el Estado, de igual forma, el litigante descartó que por esta situación los alcaldes dejen de comprobar gastos o se justifiquen para no transparentar

los recursos de sus gobernados, pero no negó que pusieran caer en el esquema de “la licuadora”, que es usar recursos destinados para cierto rubro, en otros.