Ir a Menú

Ir a Contenido

Prevencion de la extorsion telefonica
Universidad Anahuac

Sección: Estado de Veracruz

Alcaldía de Castillo de Teayo también es para el PAN

- Esteban Ávila Hernández ganó con 2 mil 707 votos; recibió constancia de mayoría

- Su más cercano contendiente, de MORENA-PT-PVEM, logró 2 mil 438 sufragios

Apolinar Velazco Xalapa, Ver. 19/06/2021

alcalorpolitico.com


Click para ver fotos
Tras el cotejo de las 27 actas de escrutinio y cómputo y la declaración de validez de la elección del Ayuntamiento de Castillo de Teayo, el consejero presidente del Organismo Público Local Electoral (OPLE), Alejandro Bonilla Bonilla, entregó a Esteban Ávila Hernández la constancia de mayoría que lo acredita como alcalde electo.

El candidato del Partido Acción Nacional (PAN) logró 2 mil 707 votos (26.17%), mientras que el abanderado de la coalición MORENA-PT-PVEM, Adrián Castillo González, consiguió 2 mil 438 sufragios (23.57%).



El cómputo de estos comicios, el penúltimo por realizar, se hizo únicamente con las actas del programa de resultados electorales preliminares y las que aportaron las representaciones de los partidos políticos, en vista de que los paquetes electorales fueron quemados en la sede del Consejo Municipal.

El cotejo tomó alrededor de 3 horas, tiempo durante el cual el titular del OPLE fue leyendo los votos que obtuvo cada partido en lo individual y los que consiguieron en coalición y éstos se fueron cargando en el Sistema Integran del Cómputos Distritales y Municipales.

Los resultados finales dan cuenta que en Castillo de Teayo votaron 10 mil 342 personas (69.56 %), de las 14 mil 866 que podrían ejercer este derecho.



Al término del procedimiento de recuento, las diferentes representaciones partidistas externaron su rechazo a los hechos violentos que se presentaron durante la organización del proceso electoral, el día de la jornada y los posteriores a la misma.

Expusieron la necesidad de continuar creando una cultura democrática en el Estado que permita a los perdedores aceptar civilizadamente sus derrotas, sin recurrir a la quema de la documentación o presión hacia el personal electoral para lograr su cometido.