Ir a Menú

Ir a Contenido

Semana de la Ciencia
Universidad Anahuac

Sección: Estado de Veracruz

Algunos xalapeños “no valoran” artesanías; le regatean a indígenas

- “Donde vivimos no hay trabajo”, dicen artesanos de Soledad de Atzompa que llegaron a la capital

- Tienen que bajar sus precios para poder vender

Jacquelin Anota Xalapa, Ver. 19/12/2021

alcalorpolitico.com


Click para ver fotos
Con bordados de lana artesanos de Soledad de Atzompa definen su cultura. Sus tejidos son elaborados a mano, entre “mañanitas” de colores, gorros, collares, y llaveros buscan conservar sus tradiciones.

Alicia Marcelina, es de la comunidad de Tepexpan perteneciente a Soledad de Atzompa, y es tejedora desde hace más de 20 años.

“Aprendimos a trabajar lo que nos enseñaron los abuelitos”, cometa mientras teje un gorro color café. “Somos muchas artesanas de varios grupos, algunas son independientes”, señaló.



Mujeres que con lana crean prendas únicas, teniendo sus manos como principal herramienta de transformación. Artesanías que mezclan con diferentes técnicas que fueron aprendiendo para ampliar la gama de productos que manejan y así mejorar sus ingresos.

“Con eso nos ayudamos, donde vivimos no hay trabajo, o no hay un lugar donde vender, por eso salimos, ahora nos invitaron aquí, es la primera vez que vengo a Xalapa”.

Sus productos, capas, zapatos, gorros, aretes, pulseras, collares, servilletas, son comercializados en diferentes espacios prestados por los municipios del estado.



“Hace años intentamos salir a vender a la calle o poner puestos pero no nos deja, a menos que nos invite una persona”.

Para crear sus productos cortan lana y el colorido de estos, se obtiene de diferentes flores con las que pintan sus diseños.

“Trasquilamos el borrego, lavamos y luego lo hilamos a mano con malácatl, para darle el color lo teñimos con flores, flor de dalia, hierba azul, palo de Brasil, cochinilla, hoja de ciruela, hervimos la lana junto con las flores y les ponemos piedra de alumbre, al salir el color volemos a lavar.



En un principio utilizaban el telar de cintura, conforme pasó el tiempo aprendieron a hacer bolsas, bufandas, gorras, rebosos, faldas, quexquemetl, también llamadas “mañanitas” o capas de diferentes colores, tapiales que utilizan para el cabello, cortinas, o para decoración de mochilas.

Hacer las “mañanitas” les toma 15 días, mientras que los rebosos dos meses, pero depende de cada producto. Sus prendas van desde los 30 hasta los 650 pesos.

“Las bolsitas son de 150, gorras son de 120, llaveros 30 pesos, los quexquemetl en 650. Algunas personas regatean, no valoran lo que hacemos; sí le tenemos que bajar un poquito al precio porque igual no vamos a vender si no lo hacemos”