Ir a Menú

Ir a Contenido

Universidad Anahuac

Sección: Estado de Veracruz

Alumnos y docentes de ITSZ presentan 13 proyectos de desarrollo

En el Foro Forestal efectuado en Huayacocotla, con el objetivo de darlos a conocer a las dependencias y obtener recursos para lograrlos

Benito Ju?rez Ram?rez Zongolica, Ver. 31/08/2016

alcalorpolitico.com


Click para ver fotos
Alumnos y docentes del ITSZ presentaron 13 proyectos, durante el Foro Forestal que se realiza en Huayacocotla, que son considerados como detonadores para el desarrollo de esta región de Las Altas Montañas.

En este evento que organizó el Colegio de Profesionales Forestales de Veracruz, el objetivo es a dar a conocer los proyectos a las dependencias y lograr recursos para llevarlos a cabo; entre ellos, el rescate y la protección del lagarto escorpión que es perseguido por los lugareños y exterminado.

Es importante señalar que esta especie tiene una función vital, pues de alguna manera determina el estado de salud en que se encuentra la zona boscosa.



David Jimeno Sevilla, docente investigador del Tecnológico Superior de Zongolica, dijo que entre los proyectos destaca el "manejo de recursos bioculturales para la seguridad alimentaria de la sierra de Zongolica", que impulsa la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT).

Para eso, el ITSZ ejercerá 285 mil pesos con los que elaborará un recetario sobre la preparación del quelite y las popotocas, una función de títeres con talleres participativos en las escuelas y la feria de recursos gastronómicos, en la que se involucra a la población de los municipios de Tehuipango, Mixtla de Altamirano, Los Reyes y Zongolica.

Así, se pretende incidir de manera substancial en la revalorización de estos dos grupos alimenticios (quelites y las larvas de insectos), con gran tradición y arraigo en la zona, involucrando a actores clave y a los principales tomadores de decisiones.



Los insectos comestibles, en particular las popotocas (larvas comestibles de polillas), son barrenadoras de árboles y desde tiempos prehispánicos han sido utilizadas y apreciadas por su rico sabor. Además, su proteína es superior a cualquier carne convencional.