Ir a Menú

Ir a Contenido

Universidad Anahuac

Sección: Estado de Veracruz

Alvaradeña de la tercera edad lo pierde todo, corriente de agua destrozó su casa

- Después de 50 años viviendo ahí, una madrugada le cambió la vida y tuvo que salir huyendo solo con un morral

- “Ni un tenis pude recuperar”: Concepción Romero Portela

Wilber Vzquez Alvarado, Ver. 03/08/2022

alcalorpolitico.com


Click para ver fotos
Concepción Romero Portela, de 69 años de edad, se hizo de su casa cuando era joven y nunca imaginó que, casi 50 años después, tuviera que salir huyendo de ella para sobrevivir; pues durante la madruga del martes, fuertes corrientes de agua la sorprendieron y perdió todo, ni un zapato se salvó.

Su patrimonio se ubica en el conocido tramo carretero Kilómetro 4 del bulevar Rivera Veracruzana, donde desde hace meses se construye, contiguo a su vivienda, un almacén que realizó canales pluviales que el tiempo generó un socavón que terminó por inundar la vivienda de “doña Conchis” hasta los 2 metros de altura, logrando escapar solo con un morral en mano, muy cerca de la 3 de la mañana.

“Agradezco estar aquí, me desperté por el ruido pensado que eran cangrejos pero era la lluvia, pongo mi pie en el suelo y es agua, dije no puede ser Dios mío esto no puede estar pasando, el refri tirado y el agua iba subiendo. Me asusté mucho… abrí la puerta para ver qué había afuera y se me viene encima el madrazo de agua, una cosa de terror, lo peor que he vivido hasta ahora”, relató “doña conchis”.



La señora perdió su lavadora nueva que le acababa de regalar su hija, también una cama que apenas igual le habían obsequiado “todo se mojó, ni un tenis pude recuperar”, añadió.

Si bien la sexagenaria está cociente de vivir en una zona baja, especifica que nunca había vivido una experiencia similar, adjudicando la responsabilidad a la construcción.

Jorge Camarillo, quien es arquitecto residente de la obra, atribuyó el problema a un deslave territorial sobre la carretera: “Que la señora vaya a su casa no se le altere y vamos a solucionar esto”, dijo.



Sin embargo, el joven del cual sus palabras iban acompañadas de aparentes aromas etílicos, nunca bajó a ver las afectaciones de la vivienda de doña Conchis, en la cual al dar cada paso los zapatos se ensuciaban con varios centímetros de lodo.

La abastecedora de materiales sigue en construcción mientras “doña Conchis” vive en casa ajena, esperando que alguna autoridad pueda apoyarla a recuperar su patrimonio y más aún la tranquilidad de que alguien se haga responsable por los daños sufridos y vividos durante la madrugada de este martes.



“Ya me dijeron los de la construcción que no es su responsabilidad y que no se harán cargo de nada, yo espero que sí porque si no qué voy hacer, perdí todo y si no me ayuda que más me queda”, se cuestiona la afectada.

Concepción, a quien la ubican vendiendo humildemente dulces en las avenidas de la conurbación, solicita ayuda de la autoridad de Alvarado, quienes hasta el momento no se han manifestado con apoyo, por lo que espera sea la sociedad quien la ayude.

Cualquier persona que quiera apoyarla tiene su número de teléfono 2291748174 y el número de tarjeta BBVA 4152 3137 8222 1712.