Ir a Menú

Ir a Contenido

Universidad Anahuac

Sección: Estado de Veracruz

AMLO y los establos de Lorenzo Córdova

Jorge Salazar Garca 07/11/2022

alcalorpolitico.com


Click para ver fotos
El rey griego Augías era muy rico, poseía enormes rebaños y mucho oro, a pesar de que sus tierras, consideradas parte del inframundo (Elide, occidente de Grecia), no eran muy productivas. Pero nunca faltan los problemas y este señor tenía uno muy grande relacionado con la acumulación del estiércol producido por sus rebaños. Las toneladas de mierda esparcían por toda la región su insoportable hedor generando descontento e inestabilidad en el reino. Así que ideó un plan para resolver el asunto. Hizo un contrato con el legendario Hércules: éste se obligaba a limpiar los establos en ¡un día! y el rey, en pago, daría una parte de su ganado y la mano (bueno, toda ella completita) de su bella hija Epicaste.

En la letra chica del contrato se especificaba que si Hércules no realizaba el trabajo en 24 horas, el héroe se quedaría por siempre al servicio del rey y no recibiría vacas ni la hija de aquel. El mañoso soberano ganaba de todas, todas: ahorraba gastos, algo quedaría limpio y además adquiría un esclavo poderoso. ¡Excelente político emprendedor!, dirían ahora. Para desgracia del rey, Hércules cumplió en tiempo y forma: escavó canales y desvió por ahí los ríos Alfeo y Peneo hasta derribar con sus aguas las paredes de los pesebres dejándolos rechinando de limpios. El codicioso rey rompió el acuerdo argumentando que la mierda la sacaron los ríos, no Hércules. Para justificarse ante sus súbditos inició un juicio por difamación contra el héroe. ¡Por supuesto! la Ley le dio la razón al Rey, pero eso es otra historia.

El INE



Esta institución y su presidente tienen similitudes con el mito narrado. En su interior se ha acumulado tanta mierda como en los establos referidos; y, su actual titular, Lorenzo Córdova se parece al rey Augía en lo codicioso y mentiroso. Por todo el territorio nacional el INE y sus réplicas locales hieden tanto que ya indigna a muchos mexicanos. Su parcialidad facciosa del INE favorable al poder económico ha dinamitado en mil pedazos la legalidad, imparcialidad y transparencia que debiera caracterizar al árbitro electoral. Su más reciente bomba sucia, lanzada por Lorenzo, fue el ocultamiento de los resultados de la encuesta-INE realizada en septiembre. El evidente propósito de Lorenzo, fiel a su codicia y a la mafia política es evitar que sea limpiado ese chiquero que preside, hasta en tanto no consiga un “buen” contrato (acuerdo) que deje a salvo los intereses de sus compinches.

Los resultados de la encuesta no le convenían al Presidente del INE, simplemente porque la reforma electoral propuesta por AMLO, aunque discutible en algunos puntos, tiene el respaldo del pueblo. Nada del otro mundo, pues ¿quién, fuera de esa mafia, puede estar en contra de erradicar los actos ilegales que los partidos y autoridades electorales cometen (y consienten) antes, durante y después de cada proceso electoral? ¿Habrá alguien ajeno a las dirigencias partidistas que le guste le coarten su libertad de elegir cuando INE, TRIFE y partidos negocian los cargos y puestos de elección popular, tras bambalinas? Si las discusiones cupulares siguen centrándose únicamente en cómo conservar o ganar poder, la ilegitimidad y el descrédito les reventará en la cara el próximo año o en el 24 con unas elecciones ilegítimas y sin credibilidad

Siendo más analítico, finalmente pareciera que las cúpulas partidistas de derecha, asesoradas por el diabólico Salinas, encontraron la solución perfecta para excluir la izquierda: implantar en México un sistema electoral bipartidista a modo del norteamericano. Con ese propósito filtraron y se apoderaron de la dirigencia de MORENA. De un lado estarían los representantes de la extrema derecha agrupados en el PRIAN (republicanos) y por el otro los de derecha MORENA y sus aliados (demócratas). Con esas dos tendencias Salinas de Gortari y Zedillo impulsaron más de 7 reformas político-electorales neoliberales. En todas ellas los privilegios de la oligarquía quedaron garantizados. Eso explica la protección que brinda el gobierno yanqui a ese par de traidores.



Así ha sido el modus operandi del imperio con los asesinos que le son útiles. Le doy un botón de muestra: después de la derrota alemana, Klaus Barbie, sanguinario oficial nazi de la Gestapo, llamado el “Carnicero de Lyon” fue salvado por Estados Unidos a cambio de información, no obstante haber sido autor de horrendos crímenes como el secuestrar del albergue de Izieu (Francia) y enviar a la muerte a 44 niños con edades de 3 a 13 años. Exiliado en Bolivia continuó sirviendo a los intereses yanquis torturando y asesinando a quienes se opusieran a los mandatos “democratizadores” del imperio.

Todo lo realizado por el PRIAN durante 36 años estuvo encaminado a subordinarnos al gobierno estadunidense. Mediante tsunamis de propaganda (cine, prensa, internet, radio, tv, etc.) convirtieron a nuestros verdugos en héroes admirados. Baste recordar la carta (1924) del petrolero Robert Lansing (secretario de Estado, 1915-1920) donde expresa:

“México es un país extraordinariamente fácil de dominar porque basta con controlar a un solo hombre: el Presidente. Tenemos que abandonar la idea de poner en la Presidencia mexicana a un ciudadano americano, ya que eso conduciría otra vez a la guerra. La solución necesita de más tiempo: debemos abrirle a los jóvenes mexicanos ambiciosos las puertas de nuestras universidades y hacer el esfuerzo de educarlos en el modo de vida americano, en nuestros valores y en el respeto del liderazgo de Estados Unidos. Y sin que Estados Unidos gaste un centavo o dispare un tiro, harán lo que queramos, y lo harán mejor y más radicalmente que lo que nosotros mismos hemos podido haberlo hecho”.



Ese deseo lo cumplieron sus apóstoles Salinas y Zedillo.

Las elecciones del año próximo, y sobre todo la del 24, las tiene ganadas MORENA, al menos que el PRIAN, además de superar la ventaja del 3 por ciento proveniente de los programas sociales, logre cambiar la intención del voto de las clases medias ambiciosas mediante la publicidad y propaganda que exalte las virtudes inexistentes del INE y agigante los errores del régimen. Lo trágico es que van bien: MORENA aceptó en su seno a los mafiosos neoliberales salinistas, margina a los izquierdistas, pisotea sus estatutos y utiliza a sus militantes sólo como peones a destajo para apoyar una u otra corcholata, sin democratizarse.

De cualquier modo, ninguna reforma electoral es suficiente para democratizar y dignificar la vida política del país. Esa titánica tarea, como la limpieza de los establos del rey Augías, es deber de los ciudadanos dignos que no se dejan corromper. Sólo ellos podrían desinfectar el INE y limpiar los chiqueros de los partidos.