Ir a Menú

Ir a Contenido

Veracruz
Universidad Anahuac

Seccin: V?a Correo Electr?nico

Analiza que las universidades no son responsables del desempleo de sus egresados

- Hay un problema económico estructural que causa el fenómeno
- La economía del país está en los suelos, es subordinada y en consecuencia el aparato productivo se reduce casi a pura maquila

16/05/2013

alcalorpolitico.com

Estimados amigo/as
 
Comparto con ustedes esta reflexión de mi amigo el doctor Francisco Montfort
 
http://www.alcalorpolitico.com/informacion/columnas.php?idcolumna=5728&c=20#.uzpg8hyoaac.email
 
Me parece muy interesante su planteamiento, pues lo que menciona sucede en muchas otras universidades del mundo, recuerdo que en la universidad en que realicé mi doctorado (Texas Tech University), una universidad tecnológica, las empresas de la región siempre estaban a la caza de los mejores estudiantes, desde antes que egresaran ya tenían ofertas de trabajo.
 
Recuerdo que en la misma localidad estaba asentada Texas Instruments, una empresa mundialmente reconocida en aquellos tiempos, así como empresas químicas, además de agencias del Gobierno estadounidense. Sucedía tanto con estudiantes de licenciatura como los de posgrado, recuerdo que casi por alcanzar la obtención del grado recibíamos invitaciones a veces directamente de nuestro asesor sobre posibles chambas, pues muchos investigadores tenían contratos con empresas privadas o públicas para financiar sus investigaciones, así que ésta era posibilidad de contacto con el mundo laboral, por no hablar del intercambio de información entre universidades en busca de cuadros académicos.
 
El problema que veo en nuestro país al intentar aplicar estos esquemas es que nuestra economía está en los suelos, es una economía subordinada y en consecuencia el aparato productivo se reduce casi a pura maquila (hasta los que dicen que aquí se fabrican automóviles ignoran que sólo se ensamblan) por lo que la mayor parte de la demanda laboral se centra en trabajadores con escasa calificación y muy poco en profesionistas egresados de universidades.
 
Las universidades no son responsables del desempleo de sus egresados, hay aquí un problema económico estructural que causa el fenómeno, mientras no se entienda así todo quedará en el pozo de los buenos deseos, lo que tal vez sí nos competa como universitarios es difundir la verdad sobre esta situación y contribuir en lo que esté a nuestro alcance para que haya un cambio radical en nuestro país, no veo de otra.... Y en tanto hacer nuestro trabajo académico lo mejor posible como señala el doctor Montfort, pues aún en medio de esta crisis en que el país cuente con profesionistas, egresados de las universidades públicas, de alto nivel sin duda será un paso importante en esa dirección.
 
Hay que distinguir entre las necesidades del mercado y las necesidades sociales. Como afirmé, si pensamos en formar estudiantes de acuerdo a las necesidades del mercado, vemos cómo en México están determinadas por una economía "maquiladora" que lo que más demanda es mano de obra con escasa calificación, ¿esto significa que no hacen falta profesionistas de alto nivel? Claro que hacen falta, pero de acuerdo a las necesidades sociales, sólo basta ver los indicadores sobre el número de médicos, maestros o ingenieros por cada diez mil habitantes que el país requiere para un desarrollo democrático, equitativo y con justicia social para darnos cuenta que estos indicadores en México andan muy por abajo de los recomendados internacionalmente (en este momento no los tengo a la mano, pero pueden buscarse sin mucha dificultad).
 
Nos hacen falta muchos médicos, ingenieros, matemáticos, maestros, administradores, etcétera y de alto nivel para satisfacer la demanda social, no la del mercado que obedece a intereses muy particulares que sólo benefician a un sector o clase social.
 
Ahora en cuanto a las estrategias que podrían proponerse en una universidad autónoma como la UV, habría que comenzar por quitar la camisa de fuerza que significa la excesiva burocratización académica predominante y hacer efectiva la libertad de cátedra y de investigación, a la que habría que agregar la libertad de aprender. Y aunque muy desprestigiada por la propaganda en contra esto es lo que logró en China Mao Tse Tung cuando llamó a la revolución cultural: "que florezcan mil escuelas de pensamiento", llamando a romper con dogmas, la homogeneidad y con la aplastante burocracia del partido gobernante que se había impuesto en china.
 
Aunque muchos se resisten a reconocerlo el "milagro chino" no surgió de la nada.
 
El hecho de que hoy China sea una potencia económica mundial (con todos los asegunes que se quiera) se debe a las bases estructurales y culturales establecidas durante el maoismo, principalmente las medidas y cambios derivados de la revolución cultural, o sea que no sólo en el occidente capitalista se cuecen habas. Por cierto los chinos tienen un sistema educativo de primera y ni qué decir de su aparato científico y tecnológico.
 
En la UV habría que comenzar, además de desmontar el espantoso aparato burocrático que ahoga el trabajo académico, (haciendo efectiva la autonomía en lo referente a libertad de cátedra e investigación) reconociendo y fomentando el liderazgo académico "natural" que abunda entre académicos y estudiantes y dar curso libre a este liderazgo y verán cómo se producen cambios rápidos y significativos, claro hacerlo de a de veras y no llamado a la simulación como es costumbre, pues no es un líder quien acumula más puntos, según las normas burocráticas, sino quien verdaderamente es capaz de llevar a buen puerto proyectos docentes y de investigación, con el concurso de equipos de trabajo integrados por académicos y estudiantes (muy distintos a los puercos académicos, perdón quise decir cuerpos académicos hoy existentes por mandato burocrático).
 
Bueno todavía habría mucho que proponer y discutir pero aquí lo dejo por hoy.
 
 
Saludos
 
Manuel Martínez
  • Centro Mexicano de Estudios de Posgrado
  • Con mas policias y capacitacion constante
  • Salon de usos multiples
  • Ipax