Ir a Menú

Ir a Contenido

Universidad Anahuac

Sección: Estado de Veracruz

Andrea, sentenciada por feminicidio de Silvia Jazmín, es inocente, insiste su mamá

- Le fabricaron testigos y manipularon información, insiste Lorena Jara

- Madre de Silvia está consciente que no es justicia, que es venganza

Jos Topete Xalapa, Ver. 18/11/2022

alcalorpolitico.com


Click para ver fotos
Lorena Jara Fonseca afirmó que Silvia Alpuche, quien fue madre de Silvia Jazmín Armendáriz Alpuche, joven víctima de feminicidio, sabe bien que no se ha hecho justicia en este caso pues se sentenció a una persona inocente.

Esto lo afirmó al salir en defensa de su propia hija, Andrea Aguilar Jara, quien fue condenada a 70 años de prisión por su presunta participación en dicho crimen perpetrado el 15 de agosto del 2019 en Minatitlán.

“Yo creo que ella (Silvia Alpuche) está consciente que no es justicia, ella está consciente que es venganza; ella sabe que Andrea es inocente, ella sabe que fabricaron a los testigos, ella sabe que manipularon la información”, afirmó la mujer en entrevista.



Al respecto, señaló que su hija fue sentenciada con pruebas de geolocalización de un celular ajeno al de Andrea Jara, según la propia información presentada por la Fiscalía, aparte de los dichos de testigos protegidos que actualmente están presos, tenían antecedentes penales o estaban en prisión al momento de supuestamente acudir a declarar a la Fiscalía sobre este crimen para implicar a Andrea.

Añadió que igualmente se corroboró que uno de dichos testigos fue empleado de la abogada Isabel Morales Aguirre, asesora jurídica de Silvia Alpuche y otro fue integrante de una asociación liderada por la defensora.

Jara Fonseca insistió en que su hija Andrea desde el primer momento apoyó a la familia y colaboró con la Fiscal del caso, Inés Mendoza Ayoctle, aportando toda la información que era de su conocimiento y constancia.



Sin embargo, las autoridades le pidieron involucrar en el feminicidio a Aldo Adán “N”, algo que no le constaba.

La mujer refirió que Andrea incluso dejó su equipo celular en cadena de custodia en la Fiscalía para que extrajeran la información que sirviera para la investigación, pero a la familia Armendáriz Alpuche y a la Fiscal Mendoza “se les ocurrió” que Andrea señalará al exnovio de la occisa.

“Ellos sospechaban de él, pero no tenían pruebas; a lo que Andrea se negó porque no le contaba ese hecho, la familia se molestó y se retiraron de Andrea. Al exnovio de Silvia Jazmín lo detuvieron en julio del 2020, ya que él había huido en cuanto apareció el cuerpo sin vida de Silvia”.



Señalan falsos testigos

Lorena Jara Fonseca añadió que a partir de que la familia Armendáriz Alpuche contrató a Isabel Morales Aguirre como asesora jurídica, buscaron a Andrea para que los apoyara en esclarecer algunas dudas con respecto a la carpeta de investigación y en las reuniones que tuvo con ella siempre la presionó para que declarara agresiones del exnovio en contra de Silvia Jazmín, diciéndole que podría ser testigo protegido y que nadie sabría que era ella, pero Andrea se negó a declarar en falsedad.

Posteriormente, el 3 de diciembre del 2020, Andrea Aguilar Jara fue detenida con una orden de detención acusada de copartícipe del feminicidio de Silvia Jazmín Armendáriz Alpuche, derivado de las declaraciones de 5 personas que se presentaron a declarar en la Fiscalía principalmente en contra de Andrea, a quienes la fiscal Inés Mendoza Ayoctle protegió con identidad resguardada.



Destacó que el móvil que intentó seguir la Fiscalía es que Andrea y Silvia Jazmín tenían conflictos en su amistad, además de que ella tenía interés sentimental en Aldo Adán “N”. Sin embargo, dentro del juicio no se presentó ninguna prueba sobre dicha situación, salvo los dichos de los testigos protegidos quienes eran ajenos a su círculo.

Detalló que el testigo T01 declaró que era amigo de Jazmín y Andrea y que ésta siempre trataba mal e insultaba a Jazmín.

En el proceso penal el testigo T02, un vendedor de dulces, declaró el 8 de septiembre del 2020 en la Fiscalía, que él presenció cuando el exnovio de Silvia Jazmín le dio un balazo en la cabeza y que Andrea estaba con ellos, presuntamente en un lugar que se encuentra a 2 horas de su hogar y relatando que los hechos ocurrieron a las 11 de la noche.



Por su parte, el testigo T03 declaró que Andrea trataba mal a Jazmín y abusaba de su amistad, además, el testigo T04 declaró que él salía de fiesta con Jazmín y Andrea y que en una ocasión el exnovio le puso una pistola en la cabeza a Jazmín y Andrea se rió de la situación.

Finalmente la testigo T05 que dice haber visto a un hombre y una mujer meter un cuerpo en la cajuela del carro el día que se perpetró el crimen.

Andrea no estaba en el lugar de los hechos



La mujer aseguró que tienen pruebas de geolocalización del celular de Andrea que demuestran que estuvo cenando el 14 de agosto del 2019 desde las 9:00 a las 11:45 en un restaurante de la zona con un amigo y su padre, quienes incluso acudieron como testigos para señalar que ella no pudo haber participado al momento de la desaparición de Silvia Jazmín.

Pese a ello, la Fiscalía sólo tomó en consideración un análisis técnico que presentó el perito en Tecnología de la Fiscalía de Minatitlán, Marco Antonio Solís Salgado, sobre la ubicación de los celulares de Andrea, Jazmín y el exnovio, análisis que no es preciso pues se menciona un celular que no es de Andrea.

Además, señaló que la Fiscal Inés Mendoza Ayoctle obstaculizó en todo momento la aportación de información a la defensa de Andrea.



Finalmente dijo que, en el juicio oral presidido por el Juez Florencio Hernández Espinoza, en todo momento se condujo con parcialidad beneficiando a la Fiscal y la asesora Jurídica, sin respetar la legalidad y el debido proceso, motivo por el cual se interpuso una queja sobre su actuar ante el Consejo de la Judicatura.

“En el juicio oral se demostró que los testigos mentían, y ellos mismos se contradijeron en sus declaraciones. El T02 quien dijo haber presenciado el asesinato y que se presentó el 8 de septiembre del 2020 a presentar su declaración a la Fiscalía, resultó que él estuvo internado en el CERESO de Coatzacoalcos, por un proceso de pederastia de octubre de 2019 a octubre de 2020, a lo que el juez solamente dejó sin efecto esa prueba por ser ilícita sin valorar que era a favor de Andrea”

Añadió que de igual forma el T04 actualmente se encuentra recluido en el CERESO acusado de delincuencia organizada y narcotráfico desde julio del 2022, por lo que se tuvo que reprogramar una fecha de la audiencia para que tramitaran su traslado del penal al edificio de juicios orales, quien al ser interrogado por la defensa declaró que él no frecuentaba a Andrea y nunca había salido con ella contrario a su propia declaración.



“La testigo T05, originaria del Estado de Nuevo León, en la audiencia declaró que ella llegó a Minatitlán el día 19 de agosto del 2019 y el homicidio ocurrió el 14 de agosto del 2019”.

Destacó que en el juicio se demostró que el perito Marco Antonio Solís manipuló la información para realizar el análisis de geolocalización en el cual ubica a Andrea en el supuesto lugar de los hechos, ya que el IMEl y el número de celular que utilizó no corresponden al equipo celular de Andrea.

“No obstante todo lo anterior, el Juez Florencio Hernández Espinoza dejó de darle valor probatorio a las probanzas que demostraban la inocencia de Andrea, para condenarla a 70 años de prisión con el testimonio de la T05 que no se encontraba en Minatitlán el 19 de agosto del 2019 y con el análisis del perito Solís que fue realizado con un número de celular que no corresponde al de Andrea.



“Por todo lo manifestado y respaldado con pruebas y videograbaciones de las audiencias, queda demostrado que mi hija es inocente”, dijo Lorena Jara Fonseca.

La mujer añadió que por esta razón impugnaron la sentencia del juez y seguirán luchando en tribunales para demostrar que se trata de un chivo expiatorio.