Ir a Menú

Ir a Contenido

Cultura Viva
Universidad Anahuac

Sección: V?a Correo Electr?nico

Ante la violencia en Emilio Carranza, pide intervención del Gobernador del Estado

- Secuestraron y asesinaron a un hombre trabajador y honrado, el domingo

- Lo transportaban en una camioneta pero como se les acabó la gasolina, él quiso huir

02/08/2011

alcalorpolitico.com

Señor Director:

Quiero que los veracruzanos se enteren de una injusticia máspor la falta de seguridad que impera en nuestro estado. Es increíble cómo la vida puede cambiar en cuestión de segundos y más increíble aún que toda una familia se vea destrozada por unos malditos mal nacidos.

El domingo en la mañana, como a las 7 am, secuestraron al señor Efraín que vivía en Emilio Carranza, un hombre bueno que en tantos años que todo el pueblo lo conocía, nunca tuvo un problema, un hombre tranquilo, como muchos, en este estado, que viven para su familia, sus dos hijos, sus dos nietos y su esposa; trabajador de clase media, con unos pocos animales que ordeñaba todos los días y ese domingo, como todos los días, salió a la ordeña y ya lo estaban esperando.

Lo secuestraron y dejaron a su acompañante, un niño de 15 años, amordazado, logró zafarse y avisar a la familia; se interpuso la denuncia con la esperanza y la confianza en nuestras autoridades que quizá lo buscarían, pero nada, como a las 9 am debieron matarlo y a las 12 encontraron el cadáver y la camioneta donde se lo llevaron.

Según dicen, se les acabó la gasolina y él intentó escapar y le dispararon, y bien. Ahora nos toca, como familia, vivir este dolor y nos preguntamos: ¿porqué Señor? Si él no se merecía esta muerte y nada tiene que ver con gente mala.

Hoy en día matan y para las autoridades es uno más y ya. Y esa familia que queda desamparada con el dolor de perder a un ser querido de la manera más estúpida.

Señor Gobernador:

Ponga mano dura y mande policías a Vega, a Carranza con esta otra muerte; no es la primera y la Presidenta municipal qué hace, ya no podremos vivir en paz; ni siquiera a trabajar podremos ir tranquilos. Piense, usted tiene hijos, cómo sería la vida de sus hijos sin usted, que un día se levanta a trabajar y ya no regresa; piense y pónganse en el lugar de toda esta gente, si no esto acabará mal porque nosotros, los ciudadanos, ya no lo permitiremos más.

Justicia… Justicia, tranquilidad, eso queremos y nada ha salido al respecto en las noticias sobre esto.

Ayúdenos, señor Gobernador .

Por favor no pongan mi nombre, gracias, ojalá lo publiquen