Ir a Menú

Ir a Contenido

Noveno Concurso Nacional de Salto H?pico

Asisten los pobres por los regalos; los ricos a presumir sus pura sangre

Cada clase social se divierte a su manera

Ram?n Moreno Alvarado Xalapa, Ver. 30/09/2006

alcalorpolitico.com

En lo que pudiramos llamar la utopa de los ricos, que en un ambiente idlico desaparecen las clases sociales, los adinerados disputan entre s el triunfo de sus caballos pura sangre en obediencia, salto y porte, mientras que los pobres asisten al club hpico de Coapexpan a tomar las muestras que ms de 30 puestos de empresas convierten en un tianguis para regalar muestras gratis de sus productos o divertir a sus hijos con payasos, magos o en los inflables que en otro lugar cuestan.

En unas instalaciones muy bien equipadas, en tres pistas que podramos especular que representaban niveles, se podan ver amazonas y centauros controlar los enormes alazanes saltar hasta metro y medio de altura y ms del metro de largo en un recorrido con muchos obstculos sobre una verde pradera de pasto muy fino.

En la pista mayor Ana Graciela Portilla de Guanajuato, David Fernndez de Xalapa, Jos Luis Richard, Jos Ricardo Islas, Mara Esther Corts, Fernanda Blzquez, Fernando Lascas, de quin sabe donde buscaban clasificarse evitando tirar los postes de los obstculos, lo ms rpido posible, mientras eran observados por un poco concurrido pblico que no muy emocionado aplauda y gritaba de vez en cuando, desde las gradas de pasto y madera, que sombreadas, protegan al pblico del fuerte sol de medioda.

En las dos pistas ms pequeas, con menos observadores pero con ms nimo, casi se adivinaba un ambiente ms familiar, los jvenes buscaban controlar los enormes caballos que montaban y los caballerangos ayudaban a los concursantes a acercarse a las pistas, y revisaban a los pura sangre que tenan vendas o portaban frulas plsticas unos centmetros arriba de los cascos.

Mientras estos ocurra en la fiesta de los pudientes, los hijos de los pobres rean en el tianguis de los regalos y concursos con los payasos y magos para ganarse un pepsicilindro o tiraban un aro para llevarse una camiseta, o intentaban meter una pelota en un pequeo agujero y conseguir una muestra de shampoo de conocidas marcas que estaban en los verdes pasillos de pasto y follaje de acceso a las pistas.

Tambin haba fila para subirse al inflable con forma de barco, mientras los adultos recibamos de hermosas edecanes siempre sonrientes mnimas pruebas de caf, jugos, pasteles, sopas instantneas, pasas, avellanas, revistas, folletos y hasta morrales hechos de costales; las jvenes preferan el tinte de su cabello o la aplicacin del nuevo acondicionador.

En fin en esta idlica utopa donde pobres y ricos son unidos por el caballo y finalmente todos se divierten, ms all de la poltica que en otros eventos de este da estuvieron lgidos.