Ir a Menú

Ir a Contenido

Cultura Viva
Universidad Anahuac
Como ?Administrador Diocesano?

Asume el padre Francisco Aguilera la diócesis de Orizaba

Deberá coordinar, vigilar y velar que las cosas marchen bien Sólo “es ser la cabeza de la diócesis mientras es nombrado el Obispo”

Miryam Rodr?guez Hern?ndez Orizaba, Ver. 20/06/2007

alcalorpolitico.com

La diócesis de Orizaba ya tiene “Administrador Diocesano”, este cargo lo desempeñará el Padre Francisco Aguilera Medrano, después de que el Colegio de Consultores lo acordara, así lo dio a conocer el Director de Comunicación Social de esta Sede eclesiástica, el Sacerdote Marcos Palacios.

El presbítero, indicó que Aguilera Medrano fue Vicario adjunto en el momento en que Monseñor Hipólito fuera Obispo de Orizaba, por lo tanto, por la experiencia adquirida durante estos siete años, es el más indicado para desempeñar este cargo.

“El padre Francisco conoce muy bien el territorio de la Diócesis, los problemas de esta, la ideología, el era unos de los asesores del que fuera Arzobispo de Xalapa, Sergio Obeso, tiene ya muchísimos años de conocer la Diócesis”.

Manifestó que las funciones de un Administrador Diocesano conforme al Derecho Canónico, radican en que deberá coordinar todo lo concerniente a la Diócesis al vigilar y velar que en esta las cosas marchen bien, sin embargo, no puede nombrar párrocos, ni parroquias, “es ser la cabeza de la diócesis mientras es nombrado el obispo”.

Dijo que en breve el se tendrá que reunir con sacerdotes y religiosas, para confirmar cada uno de los cargos que existen, “al padre Aguilera le interesa así como al que fue nuestro Obispo, que la gente se entere a través de ustedes como medios de comunicación sobre como va a funcionar ahora la Iglesia en Orizaba y al región”.

Concluyó que ahora el sacerdote Francisco Aguilera, quien es párroco de la Iglesia de “La Concordia”, será quien oficie la misa de los días domingos, mismas que hasta hace unos días llevaba a efecto el ahora Arzobispo de Xalapa, Hipólito Reyes Larios.

Cabe hacer mención que la elección del nuevo Obispo para Orizaba, podría tardar hasta diez meses.