Ir a Menú

Ir a Contenido

Cultura Viva
Universidad Anahuac

Sección: Estado de Veracruz

Aún hay reticencias para llamar al racismo por su nombre, incluso entre investigadores

La investigadora Judith Bautista resaltó que apenas se estudia este fenómeno desde una perspectiva académica

Sara Atanasio Xalapa, Ver. 25/01/2016

alcalorpolitico.com

Judith Bautista Pérez, integrante del Colectivo para eliminar el racismo en México, aseguró que en el proyecto de Estado-Nación no se habla del racismo porque aparentemente "todos somos iguales", sin embargo, en muchas ocasiones no nos sentimos tratados de manera correcta en espacios públicos, dentro de las instituciones, trabajo, escuela e incluso dentro de la familia.

"En México existe el racismo sólo que no se habla de él". Aunque a veces alguien sabe que está siendo víctima de este tipo de trato no lo dice. Y aunque siempre ha estado, en nuestro país tiene poco tiempo que se está estudiando desde la perspectiva académica.

Aseveró que al sistema le conviene que el racismo siga vigente, ya que si no fuera así no tendría sentido que siguiera funcionando dentro de las instituciones, así como en la sociedad.



Aunque el tema apenas se puso sobre la mesa y se está hablando de una manera más desinhibida académica o institucionalmente, aún hay muchas reticencias para llamar a las cosas por su nombre.

Recalcó que en el sistema estatal tiene una resistencia en la que no se habla de racismo sino de discriminación "y lo que hace es como perder entre la niebla de qué exactamente estamos hablando", aseguró Judith Bautista.



Considera que falta hacer la denuncia para que entonces se sepa con claridad qué es el racismo y que no trate de ocultarse en otros términos o que se quede "en la vaguedad".



Por su parte, dijo que la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas tiene una atención especializada dirigida a las poblaciones que pertenecen a cierto territorio, no obstante al inicio de su creación su objetivo era incorporar a los pueblos indígenas al desarrollo y cambiaba sus formas de vida.

Hoy por hoy, la también investigadora puntualizó que se sigue perpetuando un trato paternalista y racista hacia las comunidades o pueblos indígenas y también hacia ciertos sectores de la sociedad.