Ir a Menú

Ir a Contenido

Sección: Estado de Veracruz

Bloquean con valla metálica la “Isla del amor” por defraudadores inmobiliarios

Ya se habían generado una treintena de escrituras apócrifas; “Impulsora de Turismo Golfo- Caribe SA de CV”, restaurará la zona

Miguel ?ngel Barrag?n Alvarado, Ver. 05/11/2016

alcalorpolitico.com


Click para ver fotos
Obligado por la persistente intención de defraudadores inmobiliarios que ya estaban ofreciendo lotes en su propiedad, la empresa “Impulsora de Turismo Golfo-Caribe SA de CV”, tuvo que delimitar con una valla metálica el espacio que ocupan sus 15 mil metros cuadrados en lo que se conoce como “Isla del Amor” en este municipio.

Dicha propiedad forma parte de una extensión de 163 hectáreas en la zona, que en la década de los años treinta del siglo pasado, fueron propiedad de Don Manuel Suárez y que posteriormente lo fueron de “Impulsora de Turismo Golfo-Caribe SA de CV”, dio a conocer el abogado Joel Castillo Mora, quien representa a su vez a Fernando López Valenzuela, propietario de este predio.

Castillo Mora aclaró que el polígono propiedad de la empresa “Impulsora de Turismo Golfo-Caribe SA de CV”, se encuentra exactamente al centro de la franja de tierra que es flanqueada por el Golfo de México y por el otro el estero Mandinga, por lo que queda libre la zona federal.



La propiedad de ellos es de 15 mil metros cuadrados, justo en la parte central de la Isla del amor, lo cual incluye el camino de acceso a esta zona.

Al recorrer con el abogado Joel Castillo Mora el predio que cercaron en lo que se conoce como la Isla del amor, mostró los planos validados por la representación federal ambiental y mostró el grueso expediente de un juicio que promovió la empresa desde 1997, “cuando unos vivales llegaron a invadir el terreno y solicitaron la prescripción”.

Fue hasta 1996 cuando un juez restituyó la propiedad a la empresa que representa Fernando López Valenzuela y en 1999 se llevó a cabo la diligencia de entrega del predio.



Puesto que la intención era conservar esa área tal y como estaba, así la dejó la empresa y dejó pasar los años.

“Incluso en 1997, por decreto se le dio a la Secretaría de Marina un espacio de mil metros cuadrados en el terreno de la empresa “Impulsora de Turismo Golfo-Caribe SA de CV” y desde entonces ocupan la casa y palapa que la misma compañía había construido; esa es de nosotros”, precisó el abogado Castillo Mora, para quien dicha entrega ya feneció “porque la marina nunca utilizó el terreno para el que se le adjudicó y por otra parte, no se le notificó al propietario”.

Reconoció el abogado entrevistado en el lugar, que se excedieron al colocar la valla de metal hasta la orilla del estero, motivo por el que la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA) levantó un acta; sin embargo, dicha malla ya fue retirada de la parte que corresponde a la Zona Federal Marítimo Terrestre.



Horas antes del recorrido de alcalorpolitico.com por el lugar que reclama como suyo la empresa “Impulsora de Turismo Golfo-Caribe SA de CV”, se había presentado en el lugar una persona que llevaba consigo una escritura de propiedad, de un predio dentro de la “Isla del amor”.

Dicho documento, según dijo el abogado Joel Castillo Mora, era apócrifo “y no resiste una pericial”.

Ello llevó al tema que los obligó a cercar su propiedad, el de los defraudadores inmobiliarios que ya estaban ofreciendo lotes en la “Isla del amor”.



Castillo Mora dijo que con el aval de varios notarios, se llegaron a generar unas 30 escrituras de propiedad de lotes en la franja de tierra que se conoce como la “Isla del amor”.

La última de ellas es una inmobiliaria Del Valle, que incluso ya había colocado un anuncio declarando como suya esa propiedad.

Ante ello, reiteró, la empresa “Impulsora de Turismo Golfo-Caribe SA de CV” cuyo apoderado legal es Fernando López Valenzuela, hijo del exgobernador del Estado, Fernando López Arias, tuvo que delimitar su propiedad que ahora resguardan un grupo de personas quienes a su vez hacieron trabajos de limpieza.



Junto con ellos un par de elementos de la Secretaría de Marina Armada de México flanquean la valla metálica colocada y se mantienen expectantes a la llegada de personas ajenas a la propiedad.