Ir a Menú

Ir a Contenido

Semana de la Ciencia
Universidad Anahuac

Sección: Estado de Veracruz

Bugambilias: Terror a la lluvia, 20 años de inundaciones sin tregua

- Vecinos del fraccionamiento llevan dos décadas abandonados por autoridades de Xalapa

- 70 familias han tenido que acostumbrarse a las constantes pérdidas

- Desde Villalpando hasta Hipólito, ni un Alcalde ha solucionado; INFONAVIT se desentiende

Katia Dorantes Xalapa, Ver. 15/06/2021

alcalorpolitico.com


Click para ver fotos


En el fraccionamiento Bugambilias del Sumidero, en Xalapa, los vecinos sufren los estragos de las lluvias desde hace 20 años. Nunca pensaron que al adquirir su casa INFONAVIT, las inundaciones fueran constantes.

Julio David Ortíz Riveros vive con sus dos gatos, Cheto y Nala, en la calle Desierto de Nubia, pero también con la preocupación latente de que en algún momento, sus mascotas se ahoguen.

Julio ha perdido muebles, documentos, fotografías y dinero al tener que modificar constantemente a su vivienda para evitar que, cada vez que llueva, se inunde.



“Cuando construyeron el fraccionamiento en el 2000, empezamos a vivir aquí e inmediatamente el mismo año empezamos a notar que se generaba esta situación de la inundación”, dice.

“No puedo ni dormir cuando llueve”

Todos sabemos que en Xalapa, explica Julio, el clima suele ser un tiro al azar.



“En la mañana puede estar muy bonito y en la tarde, cuando se empieza a nublar y empieza a llover muy fuerte, uno se preocupa”.

Y cuando se inunda, ingresar a su fraccionamiento, muchas veces, es imposible; las dos o tres vías de acceso quedan cubiertas por el agua y la única opción es esperar a que baje el nivel para entrar a su casas y ver las afectaciones.

Sofía Italia Montalvo Nieto, también vecina de la calle, menciona que aparte de las pérdidas materiales, ha sufrido problemas psicológicos por la misma lluvia.



“Es un terror cuando ya empiezan las temporadas de lluvias, estamos con la zozobra todo el tiempo, ahora cada año llueve más; antes era acaso una vez al año, ahora son como tres o cuatro ocasiones las que rebasa los 80 centímetros el nivel de agua, al menos en mi casa, en el fondo de la calle rebasa más de metro y medio”, dice.

Tan sólo en este fraccionamiento de Xalapa, alrededor de 70 familias se ven afectadas por las inundaciones.

La situación es tal, que hasta en balsas inflables han tenido que sacar de sus casas a ancianos, niños, mujeres embarazadas, porque el nivel de agua no les permite salir por su propia cuenta.



“Me ha tocado ver, personas de la tercera edad, que las saca protección civil en inflables, y eso cuando llega a entrar, de tanto llamarles y llamarles”, dice Josefina Soto, otra vecina del fraccionamiento.

Con angustia, comenta que para buscar una solución trató de llegar a un acuerdo con el Instituto de Fondo Nacional de la Vivienda, programa con el que los vecinos adquirieron su hogar.

“Esto lleva décadas, lo hemos planteado incluso al INFONAVIT y a mi me contestó que la casa, literal se me tenía que caer para que entonces ellos me dieran una reubicación, les dije que les iba a dejar de pagar y me dijeron que eso ni lo pensara, porque nosotros ya habíamos aceptado.



“Lo cierto es que a nosotros en ningún momento nos dijeron que esta zona es de pantano, esta zona tiene tales condiciones, claro, porque es una venta que se pierde y es un negocio finalmente”, dice la señora Soto.

Se heredan problemas, no un patrimonio

Decepción, frustración, preocupación, incertidumbre y miedo, son sentimientos que predominan en los vecinos de la colonia Bugambilias del Sumidero y muchas otras colonias de Xalapa al iniciar la época de lluvias.



Este 2021, la primera inundación ocurrió antes de la temporada, en febrero, a diferencia de años anteriores, y la última fue tan solo dos meses después, en mayo.

Año con año, el nivel del agua aumenta, y pese a las modificaciones que los vecinos hagan a su casa para evitar daños, en algunas ocasiones el agua es tanta que llega a cubrir los contactos de electricidad y se corre el peligro de un cortocircuito.

Además, los vecinos contraen enfermedades por estar en contacto con las aguas negras o pierden su patrimonio, muebles, documentos, vehículos y electrodomésticos.



“Yo, lejos de dejarle un patrimonio a mis hijas, les dejo un gran problema”, cuenta Josefina con tristeza. Muchas veces le han recomendado vender la casa, deshacerse de ella, pero no quiere hacer a otros lo que le hicieron a ella.

“Pensar en vender es solamente hacer el traspaso de mi problema a otra persona”, afirma.

Durante 20 años, los vecinos han luchado incansablemente para que las autoridades atiendan este problema de fondo.



“Lo subo a redes sociales, le hemos hablado a diferentes medios, a cantidad de gente, les pedimos y suplicamos a las autoridades que nos ayuden y no han hecho nada.

“(Los alcaldes) David Velazco, Elizabeth Morales, Villalpando, él fue el que recibió, él tuvo que ver, porque cuando él estaba en gestión, esto se entregó, él firmó, no te puedo decir que tenga un buen recuerdo de todo eso, dicen que trabajan y luchan por el pueblo, pero no es cierto” dice Josefina.

“Nos dan cubetas para limpiar, pero nosotros no queremos seguir limpiando”



Los vecinos comentan que algunas autoridades se han acercado a darles despensas, trampeadores, cubetas, jaladores, pero nadie les ha ofrecido una solución de fondo al problema.

Aunque se han propuesto proyectos para resolver la situación, siempre los dejan inconclusos. Incluso criticaron que la administración de Hipólito Rodríguez Herrero caiga en subejercicios y pierda recursos por no ejecerlos.

“Esto no es un capricho, no es un invento: aquí en Bugambilias la padecemos, es cierto que la basura genera el problema, nos tapa las alcantarillas, pero las autoridades también tienen mucho que ver, porque el recurso, lejos de ser aplicado en el Estado, en la ciudad, a este tipo de problemas, el Presidente Municipal prefiere regresarlo y parece no ver que aquí estamos sufriendo”,

finaliza la señora Soto.