Ir a Menú

Ir a Contenido

Ahora s?: San Rafael Gu?zar y Valencia, ?ora pro nobis?

Canonizado!

Los xalapeos emocionados, aplaudieron el momento cumbre Miles de familias presenciaron en El Vaticano y aqu la ceremonia

Agust?n D?az Bravo Xalapa, Ver. 15/10/2006

alcalorpolitico.com

La voz del sacerdote Vicente Condado, prroco del Santuario de El Dique, quien estudi en Roma, fue el cronista principal que traduca del latn y relataba para los miles de personas que abarrotaban la Catedral Metropolitana de Xalapa, la Plaza Lerdo y los bajos del Palacio de Gobierno, lo que suceda en la Plaza de San Pedro, all en Roma y fue quien dijo:

Este es el momento que hemos esperado tanto tiempo, cuando las reliquias de monseor Rafael Guzar y Valencia fueron colocadas en el altar de los santos bajo la advocacin que hizo el Papa Benedicto XVI y entonces, todos los asistentes aplaudieron de manera espontnea pero respetuosa, sin gritos, sino con respetuosa solemnidad.

Era el instante en que terminaban las esperanzas de ms de medio siglo, el anhelo de toda una generacin de veracruzanos que ha seguido ao tras ao la causa de la beatificacin de Guzar y Valencia y que este domingo, el representante de Cristo en la tierra declar que Rafael Guzar es santo, segn la Carta Pastoral que el propio Benedicto XVI entreg al actual arzobispo de Xalapa, Sergio Obeso Rivera, quien acto seguido, pas a hincarse y besar el anillo papal, lo mismo que el vicepostulador de la causa, padre Rafael Gonzlez, instante en que tambin la feligresa agradecida y emocionado, aplaudi con alegra.

Fue en ese instante en que la lluvia ces. Empezaron a cerrarse los paraguas que la gente que no alcanz lugar en los sitios techados, como es la propia Catedral, sostuvo durante toda la vigilia ah, aguantando la lluvia, Haba gente de todas las edades, desde ancianas que conocieron a Rafael Guzar hasta nios que se durmieron en los brazos de sus padres o en el piso de la Catedral. Se sinti la conmocin que muchos corazones vivieron en ese instante en que los veracruzanos sintieron que hay un Santo que ve por ellos, all en la eternidad.

El primer aplauso se haba producido unos 40 minutos antes, cuando en las pantallas de Televisin Vaticana ya asuma la presidencia de la Causa de los Santos su Santidad Benedicto XVI y de pronto apareci la efigie de Rafael Guzar. El aplauso se inici dentro de la propia catedral, donde nadie poda moverse por la cantidad de gente que ocup todos los espacios posibles desde los cuales pudiera verse la enorme pantalla que se coloc en el presbiterio, en el sitio donde se encuentra el Altar Mayor y el aplauso se generaliz hacia la Plaza Lerdo y los bajos del Palacio de Gobierno.

La gente sigui con atencin los cantos que se producan en la Plaza de San Pedro y la crnica del padre Condado, en la transmisin de Radio Televisin de Veracruz, que mezclaba voz e imagen de la ceremonia en Roma con los asistentes a la Catedral de Xalapa y ah estuvieron todos durante horas, unos sentados, otros de pie, pero nadie se mova de su lugar aunque a ratos la lluvia apretaba pero como una manda estar ah, como una leve penitencia que nadie quera dejar de hacer.

Finalmente, cuando terminada la ceremonia de la canonizacin, el padre Condado dijo que se iniciaba la liturgia de la palabra con las tres lecturas correspondientes a la Misa de domingo y que luego vendra la homila de Benedicto XVI, la gente satisfecha por haber asistido a ese momento cumbre, empez a retirarse con discrecin.

Fue una reaccin generalizada, porque tanto la gente que estaba en la Plaza Lerdo, que se supona ms cansada y en su mayor parte mojada, era explicable que no desearan quedarse a presenciar la celebracin eucarstica, pero no, tambin del interior de la Catedral empez a salir mucha gente y slo se fueron quedando quienes aprovecharon para or la misa a que por obligacin o devocin, acuden cada domingo, pero ahora, con la satisfaccin de tener a un Santo, all en los cielos.