Ir a Menú

Ir a Contenido

Cultura Viva
Universidad Anahuac
Insiste perito de la PGJ

CNDH “se extralimitó” al declarar que Ernestina murió de gastroenteritis

“Hay resultados contundentes que nos llevarán a la verdad” El médico legista, se dice dañado en su prestigio profesional por esas declaraciones

Miryam Rodr?guez Hern?ndez Orizaba, Ver. 13/04/2007

alcalorpolitico.com

El médico legista Pablo Mendizábal Pérez, quien es uno de los tres médicos de la Procuraduría General de Justicia del Estado que hace una semana fuera suspendidos por los dictámenes de la neurocirugía practicada al cuerpo de la señora Ernestina Ascencio Rosario, dejó a consideración de cada persona, si al menos en su caso se ejerció daño moral por parte de la CNDH hacia su persona con todo lo que se habló sobre su trabajo.

“Ustedes pueden valorar si hubo o no daño moral hacia nuestra persona, nosotros siempre actuamos conforme derecho apegados a la verdad, nunca actuamos de mala fe, ni de perjudicar a nadie, nuestro dictamen siempre fue apegado a la metodología que se utiliza”.

De hecho enfatizó que el en el primer dictamen, sólo se complementó al trabajo que como medico legista debía desarrollar, que consiste en entregar los resultados de los exámenes que se realizan, más no emitir un resultado sobre las causas de la muerte, “eso le corresponde a los abogados de la PGJ”.

Pero también opinó que la CNDH se “sobrelimitó” al dar esas declaraciones de que la señora murió por una gastroenteritis, y con esto se sumó al pensar de otros médicos que opinaron sobre el caso y a la opinión y declaración del mismo Procurador de Justicia Emeterio López Marquez, pues dijo que el organismo debió esperar el dictamen definitivo de la Procuraduría, toda vez que “hay resultados contundentes en relación a pruebas químicas que se realizaron y eso nos llevará a la verdad”.

Mendizábal Pérez, quien cuenta con 20 años como medico legista, señaló cuál fue la participación de cada uno de los médicos de esta procuraduría: “participamos los tres en la necrocirugía de ley, la doctora María Catalina Rodríguez, médico adscrita a la Agencia Especializada en Delitos Sexuales y ella fue la persona que todavía vio en vida a la occisa (Ernestina Ascensio) y yo realicé la primer necrocirugía de ley y posteriormente el doctor Ignacio Gutiérrez realizó la exhumación que solicitó la CNDH”.

Recordó que hay 3 dictámenes médicos que ha emitido la Procuraduría de Justicia del Estado; el primero que rindió un certificado médico ginecológico y de lesiones, el de la necrocirugía y el que se emitió en la exhumación.

Al concluir, señaló que en días posteriores se entregarán ante la CNDH, las investigaciones que ha realizado la Procuraduría de Justicia en el Estado, pero lo que sí dejó en claro es que los hisopos con pruebas que se tomaron del cuerpo de la señora Ascensio Rosario aún existen.