Ir a Menú

Ir a Contenido

Columnas y artículos de opinión

Veracruz. Subejercicio del presupuesto provoca estancamiento y pobreza

Economía y sociedad

Por: Hilario Barcelata Chávez

24/08/2016

alcalorpolitico.com

Durante el 2015 el gobierno de Veracruz dejó de ejercer recursos presupuestados por un total de 9,374 millones de pesos (mdp) es decir, incurrió en un ilegal desperdicio de recursos ya autorizados para ser utilizados y cuyo diverso destino tenía como propósito, generar un impacto importante en el crecimiento económico y en el bienestar social del estado.  
 
Esto se debe a que, mientras que el Presupuesto de Egresos (modificado) para ese año fue de 113,017 mdp, sólo se devengó, es decir sólo se comprometió el uso de 103,643 mdp, generándose el subejercicio mencionado.
 
 
Al desagregar el análisis por dependencia, se puede observar que el mayor subejercicio lo realizó la Secretaría de Infraestructura y Obras Públicas (SIOP) al dejar de utilizar 1,949 mdp, seguida por el Instituto de Espacios Educativos (IIE) con 1,450 mdp. Esto significa que estas dos áreas del gobierno en conjunto dejaron de ejercer 3,399 mdp, que principalmente estaban destinados a construir obra pública y cuya aplicación hubiera tenido un fuerte impacto en la economía del Estado.
 
Asimismo destaca el subejercicio de la Secretaría de Salud (SS) por un monto de 1,203 mdp, el de la Secretaría de Desarrollo social (SEDESOL) por 1,152, el del DIF por 844 mdp, la Comisión de Agua por 567 mdp y el de la Secretaría de Educación por 467. Al sumar el subejercicio de estas cinco dependencias resulta un total de 4,232 mdp, recursos que se presupuestaron para la realización de programas para la atención de las necesidades de la población en peor situación, y que al no utilizarse, propiciaron un incremento de la pobreza en Veracruz.
 
 
Al agrupar los subejercicios por “Objeto de Gasto” (es decir según su destino) se observa que la mayor parte de los recursos no ejercidos estaban presupuestados para Inversión Pública, ya que el subejercicio en este rubro es de 8,550 mdp, de los cuales 3,954 debieron haberse aplicado en la realización de “Proyectos productivos y acciones de Fomento”, 3,513 mdp en la construcción de “Obra pública en Bienes propios” y 1,084 mdp para “Obra Pública en bienes de dominio público”.
 
 
Nuevamente se puede observar aquí, que el subejercicio presupuestal del gobierno del estado causó un grave daño a la actividad productiva estatal, pues como se sabe la inversión en obra pública genera un efecto positivo sobre la economía estatal por la dinámica que imprime a diversos sectores productivos.  
 
Al hacer el análisis en la “Clasificación económica” del gasto es decir, el agrupamiento de acuerdo al tipo de bienes y servicios en los que se utiliza el presupuestos, se observa que el principal subejercicio se ubica en el llamado “Gasto de Capital” por un monto de 8,551 mdp. En cambio, el Gasto corriente presenta un subejercicio menor, de 823 mdp, el cual de todos modos es muy elevado y significa que se dejaron de utilizar recursos cuyo destino es primordialmente en pago de servicios personales.
 
 
Para observar de mejor manera el impacto que sobre el desarrollo del estado han tenido estos subejercicios, es necesario analizar estos en la Clasificación Funcional, que es un agrupamiento del presupuesto que identifica la finalidad que se persigue al aplicar los recursos públicos. Aquí se puede observar que el mayor subejercicio se presentó en la “Función Desarrollo Social” por un monto de 4,030 mdp no ejercidos. Este subejercicio se constituye por un Subejercicio de 1,344 en la “Finalidad salud, de 1,237 mdp en la “Finalidad educación” y de 1,032 en la “Finalidad vivienda y servicios a la comunidad”.
 
Otro Subejercicio importante es el que se presenta en la “Función Obra pública” donde se observa un monto no ejercido por 3,764 mdp. En la “Función desarrollo económico” no se aplicaron 1,015 mdp y el la “Función Gobierno” el subejercicio fue de 564 mdp.
 
 
Es evidente que al dejarse de aplicar recursos en los rubros de Desarrollo Social, el efecto sea un deterioro del nivel de bienestar de la población. Lo mismo sucede en materia de crecimiento económico, ya que al no utilizarse recursos destinados a Obra pública y al Desarrollo económico se profundiza la crisis económica, se incrementa el desempleo y se retrasa mucho más la modernización y el progreso del estado. [email protected]

Columnas recientes