Ir a Menú

Ir a Contenido

Columnas y artículos de opinión

Rehén

Mira Política

Por: Guadalupe H. Mar

05/06/2019

alcalorpolitico.com

REHEN
 
DE SUS PALABRAS... Con la prepotente y temeraria actitud asumida por el ex oficial mayor de la Secretaría de Educación de Veracruz (SEV), Édgar Spinoso Carrera, en contra de los representantes de la empresa portuguesa Mota- Engil, a la cual el gobierno federal concesionó la construcción y operación de la autopista Cardel- Poza Rica, suben a la agenda mediática varios temas relacionados con la pretendida obra que debió estar terminada y entregada en septiembre pasado, pues solo restaban los 81 kilómetros del tramo Laguna Verde- Nautla.
 
La obra, en la que van juntos el gobierno federal a través de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), asociados con la transnacional portuguesa Mota – Engil, ahora sabemos se ha retrasado entre otras razones, por la negativa de la familia Spinoso Carrera a la expropiación por causa de utilidad pública de sus predios, por donde cruzará esta súper carretera, procedimiento legal que inició en agosto de 2017, siendo gobernador del estado el panperredista Miguel Ángel Yunes Linares.
 
Por los gritos y amenazas del ex funcionario en la administración estatal de Javier Duarte de Ochoa, que fueron videograbadas por personal de Mota- Engil, sabemos ahora que la Familia Spinoso promovió juicios de amparo para evitar la expropiación de sus terrenos, en lo cual les asiste la ley, aun cuando con ello se retrasa la construcción de tan importante y necesaria carretera, no solo para los veracruzanos y mexicanos, sino para quienes transitan vía terrestre por esta vía llamada panamericana, porque permite la comunicación del norte hacia el sur del continente americano y viceversa.
 
Mientras el alegato de los Spinoso continúe y no surja un plan “B” para terminar esta vía, no se podrá concluir la autopista Cardel - Poza Rica.
 
Por otra parte, la prepotente actitud del ex oficial mayor de la Secretaría de Educación de Veracruz (SEV), Édgar Spinoso Carrera, puso al descubierto también que esa entelequia llamada gobierno del estado de Veracruz, circunstancialmente representada por diversos actores políticos, no ha cumplido con su compromiso de resolver la liberación de los predios por donde cruzará la autopista, en tanto que el dinero para pagar las expropiaciones lo aportaría el gobierno federal a través de la SCT.
 
Cierto, la actual administración estatal apenas está cumpliendo seis meses en funciones y llegó seguramente cuando la familia Spinoso ya había promovido los amparos para impedir les fueran expropiados las poco menos de 10 hectáreas del rancho “San Agustín”, ubicado en la Congregación de Rancho Nuevo, del municipio de Vega de Alatorre, Veracruz, propiedad de Alfredo Spinoso Carrera.
 
TAMAÑA IMPUNIDAD... Independientemente de lo anterior, que deberá resolverse por la vía legal -esperemos que pronto- los aspavientos de Édgar Spinoso Carrera, ex oficial mayor de la Secretaría de Educación de Veracruz, pusieron a ojos de los veracruzanos y mexicanos en general, aunque no dudamos que lo hayan visto también sus amigos europeos, la facilidad con que impunemente se amenaza de muerte a otra persona y a su familia.
 
El testimonio videograbado de la amenaza de muerte proferida por Spinoso Carrera, da cuenta de la impunidad que campea en Veracruz, pues con solo esa prueba existen suficientes motivos para arrestarlo y ponerlo a disposición de la autoridad. Sin embargo, no fue así.
 
La ciudadanía que ya aprendió a cuidarse entre sí por el alto grado de impunidad que existe, seguramente estará pendiente y mucho, de que al empleado de la empresa Mota – Engil que fue amenazado de muerte al igual que su familia por el ex funcionario estatal Edgar Spinoso Carrera, no le vaya a suceder nada de aquí en adelante, pues la evidencia haría primer sospechoso al ex colaborador de Javier Duarte de Ochoa.
 
El exabrupto del ex oficial mayor de la SEV nos indica también la importancia de tener abuela, porque nos heredan su sabiduría, como la nuestra, Doña Nila, quien nos decía que en la vida debemos evitar ser rehenes de nuestras palabras, como lo es hoy Edgar Spinoso Carrera.
 
FOCO ROJO … Ya va siendo tiempo de que el secretario estatal de Salud, Roberto Ramos Alor, empiece a preocuparse por lo que está sucediendo al interior del Hospital Regional de Poza Rica, Veracruz, donde gran parte de los trabajadores se manifiestan inconformes con la actitud de los directivos del nosocomio, no solo por el mal trato que les dan “los jefes” sino por los despidos de compañeros de trabajo que en verdad si trabajaban.
 
Los medios de comunicación de aquella zona han dado cuenta y reseñado las anomalías que se cometen al interior de ese hospital, al que, por cierto, ya no pueden ingresar algunos periodistas que fueron declarados personas non gratas para la administración del mismo. Hágame usted favor
 
DÍGALO SIN MIEDO … Comentarios o sugerencias a través del correo electrónico: [email protected] o bien en el Twitter: @guadalupehmar

Columnas recientes