Ir a Menú

Ir a Contenido

Columnas y artículos de opinión

ORFIS

Mira Política

Por: Guadalupe H. Mar

17/02/2020

alcalorpolitico.com

ORFIS

CALDO Y ALBÓNDIGAS… Dice la conseja popular: no hagas cosas buenas que parezcan malas, en lo cual pensamos de inmediato al conocer las declaraciones periodísticas de la auditora titular del Órgano de Fiscalización Superior de Veracruz, Delia González Cobos, quien aseguró que para la revisión de la Cuenta Pública 2019, no se contratarán despachos externos -de entre los 68 inscritos y validados en el padrón del ORFIS-, para de esa manera lograr el importante ahorro de tres millones de pesos. Si, tres millones de pesos.
 
Para lograr tan tremendo ahorro, el ORFIS contratará 40 auditores independientes, que se encargarán de las tareas de Fiscalización que realiza este órgano, lo cual ya genera sospechosismo, porque bajo el principio de que aquel que paga, manda, pudiera darse el caso de que las auditorías realizadas a los entes fiscalizables tengan cierto sesgo, o lo que es lo mismo, que sean parciales.
 
Preguntando por aquí y por allá entre los que saben del tema, estos coincidieron en que 40 auditores que se sumarían al grupo de tarea del ORFIS para realizar la fiscalización de la Cuenta Pública 2019, no serían suficientes dada la pesada carga de trabajo que ello representa.
 
Imagine usted amable lector, un despacho externo por muy pequeño que sea, mínimo opera con tres auditores, por lo cual finalmente son un número muy importante los que laboran para auditar a los entes fiscalizables, de ahí que esa propuesta de que el mismo ORFIS se encargue de la Cuenta Pública 2019 genera cierta desconfianza, pues de antemano se supondría que la revisión sería incompleta dada la magnitud de la misma.
 
Baste recordar que por ejemplo, la Cuenta Pública 2018 tuvo que fiscalizarse nuevamente, con erogación extra, porque en la primera no se cumplió con los estándares requeridos y eso que intervinieron despachos externos.
 
Por otra parte y siguiendo en la línea del sospechosismo, los que saben se preguntan ¿quiénes serán esos 40 auditores que contratará temporalmente el ORFIS?. Ah, verdad.
 
Dada la tendencia de que en la actual administración estatal se les ha dado cargos directivos a personas que atendían una taquería, manejaban un taxi o carecen de título profesional que acredite sus estudios, solo por ser “compas”, no sería remoto que el ORFIS contratara auditores hechizos, que harán que el caldo salga más caro que las albóndigas.
 
Por ello el discurso mediático de la auditora titular del ORFIS debiera ser en el sentido de que este órgano requiere de mayor presupuesto para contratar a los mejores despachos externos, garantizando así la transparencia y honorabilidad en el manejo de los recursos públicos provenientes de nuestros impuestos.
 
Así mismo, la titular del ORFIS deberá revalidar su aval a los despachos externos que tiene en su padrón, para que sean ellos que se encarguen de la labor de fiscalización de los 212 ayuntamientos veracruzanos y de aquellos entes que cuentan con recursos propios para sufragar sus propias auditorías.
 
En sí, lo que debe garantizar la auditora titular del ORFIS es la eficacia de sus acciones, la transparencia y honorabilidad de las mismas para que los veracruzanos no lamentemos que salimos de Guatemala, para entrar a Guatepeor. Que conste.
 
¿Y LA CHEYENNE APÁ?... Al alcalde del municipio de Medellín de Bravo, Hipólito Deschamps Espino Barros, nadie le ha dicho que los problemas son para resolverlos, no para agravarlos, pues en su obsesiva necedad de no pagar adeudos vencidos con la Comisión Federal de Electricidad, contrató desde hace meses un par de plantas generadoras de energía eléctrica, una de ellas para abastecer los requerimientos del palacio municipal.
 
La administración municipal de Espino Barros adeudaba hasta mayo pasado a la CFE, más de seis millones de pesos por concepto de energía eléctrica que por supuesto no estaba dispuesto a pagar, aún cuando la paraestatal suspendió el servicio en la zona del Palacio Municipal y en varios parques del municipio.
 
DÍGALO SIN MIEDO … Comentarios o sugerencias a través del correo electrónico: [email protected] o bien en el Twitter: @guadalupehmar

Columnas recientes