Ir a Menú

Ir a Contenido

Columnas y artículos de opinión

¿Y las elecciones municipales?

Por: Helí Herrera Hernández

14/12/2020

alcalorpolitico.com

[email protected]
twitter: HELÍHERRERA.es
 
Andrés Manuel López Obrador logró su objetivo de juntar al PRI, al PAN y al PRD, tal y como lo anunció en la primera semana de junio de este año con la BOA (Bloque Opositor Amplio), para que vayan aliados en la elección federal del 6 de junio del 2021, y al que hice amplia referencia sobre ese tema en mi columna escrita en este mismo espacio el lunes 15 de junio, bajo el título “El delirio de la serpiente”.
 
El sábado 5 del mes que corre, las dirigencias nacionales del Partido Revolucionario Institucional, de Acción Nacional y de la Revolución Democrática publicaron un desplegado, anunciando que irían aliados en 158 distritos electorales federales, correspondiéndoles 61 al PAN, 53 al PRI y 44 al PRD. Las entidades donde irán serán Michoacán, Oaxaca, CDMX, Veracruz, Chiapas, Guerrero, Hidalgo, Sinaloa, Sonora, San Luis Potosí, Baja California, Nayarit y Zacatecas, yendo solo el PAN en Tamaulipas (donde en las últimas elecciones le dio una paliza a >Morena< ganando todos los distritos locales), Jalisco, Morelos y Querétaro, donde todas las encuestas afirman que ganaran solos.
 
Hasta el momento de escribir este artículo ya confirmaron también que irían aliados con un mismo candidato a gobernador en Baja California Sur, Sonora, Michoacán y San Luis Potosí, afirmando que analizan la posibilidad de hacerlo también en las otras 11 entidades federativas donde en 2021 estarán en juego las gubernaturas.
 
La alianza va, como deseaba AMLO, a enfrentar a la otra BOA, la conformada por MORENA, por el PT y el nefasto partido verde, en una disputa de >mafias de poder<, por mantener el control de la cámara de diputados del Congreso de la Unión, que es lo que desea a cualquier costo López Obrador para que no se le descarrile lo que ha dado en bautizar como la cuarta transformación, pero que ahora los ha metido en un embrollo mayor en aquellos estados donde también habrá elección de diputados locales y Ayuntamientos.
 
Lo explico:
 
En Veracruz ha trascendido que, de los 20 distritos electorales federales, acordaron en primera instancia ir en 15, sin aún precisar cuáles serían. El asunto es que si en el distrito de Xalapa urbano, el candidato a diputado federal es del PAN ¿hará campaña ese candidato, con el candidato o candidata a la presidencia municipal del PRI o del PRD? Otro ejemplo: Si el candidato a diputado federal del distrito de Martínez e la Torre es del PRI ¿hará campaña en Atzalan o en Altotonga con el [email protected] a presidente municipal del PAN?, o como es natural irá a apoyar exclusivamente a los candidatos del PRI.
 
En consecuencia, platicando con miembros destacados de esos tres partidos en Veracruz, han llegado a la conclusión que también van ir aliados para las diputaciones locales y Ayuntamientos, y así evitar esas confrontaciones que, en lugar de ayudar, los perjudicarían.
 
Y allí viene una complicación peor, porque será hasta mediados de abril de 2021, cuando estos partidos políticos estarían decidiendo, vaya usted a saber bajo qué método, a los candidatos de la coalición, en razón del partido político que le corresponda cada municipio, es decir: ¿quien encabezará Coatepec: el PAN, el PRI o el PRD? ¿Y si allí le toca al candidato o candidata del PRD la candidatura, lo aceptarán los que desde este momento están realizando activismo político en el PRI, o en el PAN? ¿Se disciplinarán? ¿Apoyarán sin ningún problema al, o la candidata del PRD, a sabiendas que también la sindicatura le corresponderá a ese partido y no a ellos?
 
Otro ejemplo: en Perote supongamos que los partidos aliados acordaron que encabece el PRI la fórmula de Ayuntamientos (presidente y sindicatura), la misma pregunta: ¿Se disciplinarán y trabajarán a favor del candidato o candidata del PRI los candidatos del PAN y del PRD, que desde este momento están realizando proselitismo político a su favor? ¿Pondrán a favor de su contrincante todo su capital político (y económico, porque llevarán invertido para esas fechas ya mucho dinero)?
 
Y lo mismo sucedería en el otro frente, el de MORENA, PT y VERDE, porque todo lo que ya llevan de trabajo hasta estos momentos, mas el que sumen en diciembre, enero, febrero, marzo y hasta el 15 de abril, que es cuando estarán decidiendo las cúpulas nacionales que partido político encabezará la fórmula en cada municipio veracruzano, se lo tendrán que regalar a su contrincante político, dado que el registro ante el OPLE de las candidaturas Ayuntamientos será en la segunda quincena de abril, 50 días antes del día de la elección.
 
Vaya que esta BOA dejará extraordinarios resultados en la elección federal, para todos aquellos que desean ver en la lona a MORENA; y a nivel local, en aquellas entidades donde habrá elección a gobernador y vayan aliados también estos partidos políticos, pero en los 212 Ayuntamientos del estado de Veracruz, las alianzas dejarán más damnificados que el más violento huracán, e increíblemente las y los candidatos que vayan postulados por un solo partido político, podrían salir fortalecidos por los desprendimientos que generarán estos pleitos electorales de ultimo momento. La historia política de Veracruz registra estas hazañas municipales que las he observado desde que surgieron las coaliciones electorales en México y Veracruz.
 
Acuérdese de lo hoy leído, escuchado o visto estimado lector, radio-escucha o televidente.
 
PD: Un agradecimiento por este medio para todas las amistades que no mencioné en mi anterior artículo, pero que por diversos medios me han hecho sentir su solidaridad con motivo de la pena que arropa a mi familia, con motivo del fallecimiento de mi madre. A todos y todas nuestro cariño perenne.

Columnas recientes