Ir a Menú

Ir a Contenido

Columnas y artículos de opinión

Panoptico

Mira Política

Por: Guadalupe H. Mar

30/08/2012

alcalorpolitico.com

PANOPTICO
 
VADE RETRO…. Estratégicamente, “ya saben quien”, o séase el innombrable, distribuye mensajes mediáticos para estar vigente entre la raza de bronce y se sienta su mano en la conurbación VeraBoca, donde hasta el famoso muro “de la amistad “fue destruido a sugerencia suya.
 
A decir verdad, este actor político no requiere de grandes estrategias mediáticas para estar presente entre el imaginario colectivo, pues en distintas partes del estado se le recuerda por sus promesas incumplidas y obras inconclusas, entre otras cuestiones.
 
En la ciudad de Xalapa, la ciudadanía no deja de recordarlo por ejemplo con las marchas cotidianas que complican la vialidad de aquellos que reclaman por ejemplo, placas del servicio público en la modalidad de taxis, mismas que le pagaron al innombrable y nunca jamás que se las liberaron.
 
Y si de tráfico vial se trata, la situación se les complicó a los sufridos capitalinos, al haberse casi cuadriplicado el número de taxis en comparación al sexenio alemanista. Y ni hablar de las notarías públicas, las cuales casi duplicó, abaratando este servicio y como dirían algunos notarios, acorrientándolo, porque ahora cualquiera es fedatario público.
 
En la conurbación VeraBoca, los industriales recuerdan tanto a “ya saben quien”, que en cuanto escuchan hablar de él se excitan, pero no de emoción, sino de coraje, por la obra que dio de alta como hecha para el caso de ciudad industrial “Bruno Pagliai”, consistente en el reencarpetado asfáltico e iluminación. Y aunque de manera oficial se dio por hecha la obra, lo cierto es que el actual presidente de CANACINTRA Veracruz, Alejandro Martínez de la Portilla, salió a reclamar a los actuales encargados de la Secretaría de Desarrollo Económico, para que emprendan acciones a fin de rescatar al abandonado parque industrial de esta zona, mismo que no tiene carpeta asfáltica, tampoco cuenta con alumbrado público y mucho menos se incluye en los rondines de vigilancia de los cuerpos policiacos.
 
A decir del presidente de este organismo empresarial, se requieren ahora 25 millones de pesos para dotar de lo básico a este corredor industrial en donde se asientan más de 200 empresas. Ahora que la Auditoría Superior de la Federación revisa en Veracruz obras del innombrable, no estaría de más que “desempaquetara” el caso del corredor industrial de Veracruz Puerto.
 
ESO NO ES NADA ... Los comerciantes de la conurbación Vera- Boca también tienen algo que decir respecto al innombrable y sus famosas fidelinas, que todavía hoy repercuten entre la población, sobre todo cuando se aborda el asunto de la Central de Abastos del puerto de Veracruz, ante cuyos condóminos se comprometió a implementar el proyecto incluyente que le pidieron para aprovechar dos hectáreas de terreno que están ubicados justo atrás de este centro, mismos que son propiedad del gobierno del estado.
 
El proyecto incluyente, propuesto a “ya saben quien” por los condóminos y aprobado por el innombrable, contemplaba el diseño de un gran mercado en el cual pudieran convivir los micro, medianos y grandes mayoristas, trasladando a ese lugar el viejo mercado Malibrán. Por supuesto que nunca se cumplió la palabra empeñada y las dos hectáreas de terreno propiedad del gobierno estatal fueron invadidas curiosamente, después de que el innombrable supiera que eran propiedad del gobierno estatal.
 
PA´ VER SABIDO…. Y por si fuera poco el actor político referido no sólo incrementó durante su sexenio el adeudo del estado de Veracruz al colocarlo entre las diez entidades más endeudadas del país, sino que dejó en el escenario político electoral a personajes que hoy ocupan un cargo público gracias a la “dedodesignación” que hizo entonces como primer priista del estado, cuando se encontraba en la plenitud del poder.
 
Ejemplo de ello es el caso de Sara Luz Herrera Cano, alcaldesa del municipio de Alvarado, “Sarita” para sus cuates y para los que no también, a quien sus conciudadanos la conocían como la ayudante de la señora Delia Ortiz Arango, ex alcaldesa y actual presidenta del DIF en ese municipio.
 
Pues bien, una vez que Sara Luz Herrera llegó al poder, se enemistó con casi todos los sectores representativos del municipio y ahora emprende feroz conflicto en contra de su ex tesorero Alfonso García Peña y su ex directora de ingresos, Olga María Peña Hernández.
 
Alfonso García Peña, a quien no se le permitió de plano el ingreso a sus oficinas por órdenes de Sarita, logró incrementar, en sus tiempos de tesorero de Alvarado, los ingresos de la presidencia municipal, al “meter orden” y cobrar a los habitantes de la zona de Mandinga y el Conchal, en donde se han creado exclusivos fraccionamientos.
 
A través de un trabajo ordenado, logró digitalizar lo referente al pago del impuesto predial y apremiar a los deudores, mismos que hoy al corriente de sus contribuciones municipales, fueron olvidados también, por la munícipe alvaradeña.
 
El problema de García Peña, fue no haberse prestado al juego de Sara Luz Herrera, ni dejar que ésta le metiera la mano al cajón, por ello fue sustituido por una defeña.
 
Por supuesto que las irregularidades prevalecientes en esta administración municipal serán denunciadas ante el ORFIS y su titular interino y de todo ello mantiene copia, el ahora ex tesorero del municipio de Alvarado.
 
De las cosas que han salido a flote, mismas que se han mencionado en diversos espacios periodísticos, son las compras personales que hizo la alcaldesa alvaradeña en los Estados Unidos.
 
Ahora Sara Luz Herrera habla de la falta de dinero en las arcas municipales producto, a decir de ella misma, de la baja en las participaciones federales, por lo que ha anunciado, según lo declaró al diario Notiver, que tendrá que resolver el problema vendiendo otros “terrenitos” que posee el municipio en zonas privilegiadas. Hágame el favor.
 
BUEN GALLO... Miembros de diversos organismos colegiados de la conurbación Vera Boca, mantienen su veladora encendida en apoyo a las aspiraciones de Arnulfo Rueda Martínez, para dirigir el Órgano de Fiscalización.
 
El contador Rueda Martínez, fue presidente del Colegio de Contadores Públicos de Veracruz y además de ser académico posee amplia experiencia en auditoria gubernamental, al estar debidamente registrado ante instituciones como el IMSS, INFONAVIT e incluso el propio ORFIS, para realizar auditorías y emitir dictámenes diversos.
 
DIGALO SIN MIEDO… Cualquier comentario, duda o aclaración favor de canalizarlo al correo electrónico [email protected]

Columnas recientes