Ir a Menú

Ir a Contenido

Columnas y artículos de opinión

Las elecciones del 2013, de mayor importancia que la que les dan….

Nuevo Siglo

Por: Jenaro del Angel Amador

25/10/2012

alcalorpolitico.com

Son 30 diputados de mayoría; 20 de representación proporcional y 212 Ayuntamientos, con tiempo de vida por cuatro años.

Para el año electoral 2013 <<con Peña Nieto en la silla del águila>>, la jornada electoral entre Congresos estatales y Ayuntamientos municipales, incluirá por supuesto a Veracruz, Además, pondrán a prueba al PRI que en este año recuperó Los Pinos y palacio nacional.

Además, tendrán comicios también: Quintana Roo, Oaxaca, Hidalgo, Durango, Aguascalientes, Zacatecas, Chihuahua, Tlaxcala, Puebla, Tamaulipas, Sinaloa, Coahuila y Baja California <<Norte>> que renovará también el poder ejecutivo del estado>>.

Excepto Puebla, Sinaloa y Baja California, los dos primeros gobernados por una coalición insípida –PAN-PRD y aliados--, y el tercero en posesión del PAN, en los demás tendrá que reflejarse, necesariamente, la opinión y decisión del CEN del PRI que según visos del equipo de transición de EPN, lo seguirá presidiendo Pedro Joaquín Coldwell, al menos, hasta pasadas las elecciones locales.

De allí la insistencia en que nadie debe celebrar vísperas de hechos consumados en las candidaturas. Es cierto: Hay un grupo predeterminado <<seguramente autorizado por quien gobierna Veracruz>> que recaba currículas, obtiene constancias de libertad delictiva, examina perfiles de impacto social en municipios y distritos; y de refilón, se atiene a encuestas <<válidas y amañadas>>, como para que, como no queriendo, filtrar a “columnas políticas amigas” los lugares y los nombres de presuntos candidatos >>palomeados>>.

Este proceso eleccionario se dará cuando EPN haya recorrido apenas seis meses de gobierno, y si los resultados <<que no serán calificadores de mandato ejercido>> son positivos en las entidades donde se realizarán, sí serán muy importantes para los gobernadores del ala priista.

En el caso particular de Veracruz, el trabajo de Erick Lagos Hernández <<si llega a esa fecha semestral como Presidente>> sí estará bajo la mira de la lupa. Hasta hoy, no hay indicios de que regrese al Congreso del Estado o a una posición en el staff de gobierno, por lo que, convenientemente, le sería de mucha utilidad, ser Presidente del CDE con todo vigor, fuerza, inteligencia y nada de soberbia.

Es preciso que Lagos Hernández <<del que no se duda tenga una gran amistad y confianza de quien gobierna Veracruz>> no dependa tanto de la asesoría de quienes le rodean. Y no es que se trate de rufianes de la política, sino porque es necesario que construya su personalidad en el ejercicio del poder partidista. Y si esto no le es posible, que deje la silla a quienes toman decisiones pero atrás de la silla de las responsabilidades; a quienes deciden pero no tienen el cargo. Es simple.

Esto viene a colación porque en el CEN del PRI se evalúa y valora la marcha del CDE en Veracruz. El cómo, porqué y por quienes. Ese pesado lastre <<que es el 1560>> sobre la espalda del dirigente local, es difícil volver invisible, por más que se diga lo contrario.

Los sabios que rodean a Erick lo mascullan entre dientes, y no deben sentirse felices por ello. La alineación tricolor le debe una satisfacción a su presidente electo para el ejercicio del poder desde Los Pinos. No que la exija, pero sí la necesita.

Y la oportunidad de hacerlo ha llegado pronto.

La cuestión es lograrlo con los hombres que el PRI necesita en Veracruz.

La tarea no es sencilla, pero sí posible, y cabe hacer esta reflexión: El resultado de las elecciones no repercutirá de manera vital para los operadores, pero sí en cambio se reflejará en el accionar a futuro, del jefe del poder ejecutivo. Es su imagen. Esto no deben pasarlo por alto ninguno de los actores activos

P.D.- Ayer se reunieron el presidente electo y los gobernadores de Oaxaca, Gabino Cué; de Morelos, Graco Ramírez; de Guerrero, Ángel Aguirre; del gobernador electo de Tabasco, Arturo Núñez y Miguel Ángel Mancera, jefe de gobierno electo.

Previos a la reunión, el gobernador de Guerrero <<Angel Aguirre Rivero>> y el gobernador electo de Tabasco <<Arturo Núñez Jiménez>>, advirtieron “…que el encuentro con Peña Nieto será de trato institucional al tiempo que aclararon que no acuden a la misma como representantes de la izquierda sino de la ciudadanía para la cual sirven en sus estados…”. Pero son una persona, en cada caso, no cabe duda….

Columnas recientes