Ir a Menú

Ir a Contenido

Clases a distancia
Universidad Anahuac

Seccin: Cultura

Comprar arte en tiempos de crisis no es un gasto, es una inversión, dice coleccionista

Con amplia oferta pictórica, abrió sus puertas en Xalapa la galería “Alejandro Mariano”

Arturo Benjamn Prez Xalapa, Ver. 03/05/2021

alcalorpolitico.com

En pleno Centro Histórico xalapeño, en lo que fue la colonial Calle Real, se erige vetusta casona edificada en 1792, sede actual de la galería “Alejandro Mariano”, primera en la ciudad con una visión actual y contemporánea de lo que es el mercado del arte.
 
La casona perteneció a ricos comerciantes, dueños de numerosas recuas de mulas, aquellas que pasaban rumbo a la ciudad de México. Construcción original que tenía dos casas, en cuyo patio central se puso la galería.
 
“El restaurante ‘El Itacate’, situado en la parte trasera del edificio, formó parte de esta casona, así como la aledaña, usada para los ejercicio espirituales de los jesuitas.” Nos cuenta Alejandro Mariano al detallar la historia de la casa que es sede de esta nueva galería.
 
El arquitecto Luis Fernández se encargó de toda la museografía de la Galería, FDZ Arquitectos, responsable de la remodelación que tuvo el edificio, para adaptarlo a una galería funcional y profesional.
 
¿Por qué invertir en arte, en tiempo de crisis?
 
Porque no es un gasto, es una inversión. Si una persona compra una obra de arte de un artista reconocido, que ya ha sido consagrado por las instituciones y por el público, lo más seguro es que su pieza aumente de valor ¡cada año! Pero sobre todo, es un bien mueble, que puede heredar a sus nietos y pasar como un legado de su memoria, de generación en generación.
 
¿Cómo surge tu interés en coleccionar arte?
 
“La idea surge cuando vivía en Tehuacán. Como encargado del área de cultura, preparo una exposición en el Convento del Carmen con obra de Toledo. Es un enorme espacio, tan amplio que requería muchas piezas del artista para lograr una buena museografía. Más de 100 de sus obras se lucieron por lo magnífico del lugar. El pintor Francisco Toledo me prestó parte de su colección, como 100 piezas para llenar ese enorme espacio”.
 
Esa fue la ocasión en que Alejandro Mariano compra las primeras piezas de su naciente colección. Obra de Francisco Toledo que, al irse a estudiar a España, se las lleva, las vende en Europa para adquirir otras piezas.
 
“Con esa venta compré otras piezas. Ahí me nació la idea, mi inquietud de coleccionar, sobre todo piezas de arte gráfico. Casi no tengo fijación por pinturas, sólo tengo algunos antojos, menos del 10 por ciento de mi colección”.
 
“Me gusta mucho el papel, la tinta, el arte que se hace con la gráfica, desde el año 1999 empecé a coleccionar mis primeras piezas, en los últimos 21 años he ido comprando piezas a todo lugar donde voy”.
 
“Soy capacitador de la Secretaría de Cultura Federal desde el 2002, trabajo que me ha permitido tener contacto con otros coleccionistas, con muchas galerías, con gente que compra y vende obra en todo el país. Eso me da amplia visión del cómo se comporta el mercado nacional. Acceder a obra diversa, a conocer el cómo oscilan los precios”.
 
Conocedor al fin, Alejandro Mariano nos habla de la ausencia, en el país, de una regulación de precios en el arte y nos da ejemplos.
 
Quizás en San Nicolás de los Garza –considerada una de las zonas habitacionales donde vive la élite nacional- las obras de arte podrán venderse en dólares, debido a que existe un público que así lo pide. Pero no es la misma situación económica en todo el país.
 
Ejemplifica el cómo una obra de Rafael Coronel puede venderse en otras galerías del país en 22 mil pesos, piezas que en la galería “Alejandro Mariano” puede ofertarse en 6 mil pesos.
 
“Son muchas las galerías establecidas desde hace muchos años, galerías que tienen la facilidad de contar con amplia clientela, que fijan sus propios precios debido a que no hay regulación a nivel nacional, ni internacional. Son precios que se fijan de acuerdo con la cantidad y el nivel de sus clientes. De ahí que en galería Alejandro Mariano se tengan precios muy dignos, muy vendibles, donde la economía del entorno no es nada boyante”.
 
El formar parte del circuito de arte nacional le permite a Alejandro Mariano tener contacto con las principales galerías del país. “Es ahí cuando me pregunto el cómo podíamos trabajar en conjunto, cuando abrimos una galería, calificarla de exitosa, no es sólo por tener un buen local o un buen establo de artistas. Eso sólo es el 50 por ciento del éxito. El otro 50 por ciento es el directorio de clientes que maneja, que le permita el abrir las puertas del local, para sostenerse no por un año, dos o tres, sino para permanecer.”
 
 
En la galería Alejandro Mariano se encuentran piezas raras, poco existentes en todo el país, como “Le Personage” (El Personaje) de Rufino Tamayo; o “El Cristo de San Juan de la Cruz” o “Leda Atómica”, ambos de Salvador Dalí, claro que tienen precio, que a nivel nacional son muy accesibles.
 
Amplio Catálogo que lo mismo incluye “Vista de la isla de Saint Louis desde el puerto de Saint Nicolas”, litografía en color de Henri Rousseau; o el “Cargador de Alfombras” de Diego Rivera.
 
Se sugiere darse una vuelta para conocer la colección, ubicada en la calle Xalapeños Ilustres número 66, también hay visitas guiadas. Para mayores informes puede comunicarse a los teléfonos 228 817 5009 o WhatsApp al 22 88 56 78 43.
  • Ipax
  • Salon de usos multiples
  • Seguimos trabajando
  • Ayuntamiento de Xalapa
  • Centro Mexicano de Estudios de Posgrado