Ir a Menú

Ir a Contenido

Cultura Viva
Universidad Anahuac

Sección: Estado de Veracruz

Con cámaras de video, taxistas GL de Veracruz inhibirán asaltos: Guillermo Larios  

Los usuarios de taxis viajarán más seguros; 4 taxis ya cuentan con videocámaras en prueba piloto

Tere Arroyo/Guadalupe H. Mar Veracruz, Ver. 21/01/2016

alcalorpolitico.com


Click para ver fotos
Siempre a la vanguardia tecnológica y de confort, los taxistas afiliados a la empresa Taxis GL, diseñaron un sistema digital para que todos los vehículos de este corporativo cuenten con cámaras de video que graben todo lo que ocurra al interior de las unidades, con el fin de garantizar la seguridad de los usuarios y de los mismos conductores.

Para Guillermo Larios Barrios, director general de Taxis GL, este proyecto contempla la inversión de casi un millón de pesos para equipar de inicio 400 unidades automotrices del servicio público en la modalidad de taxis en la zona conurbada Veracruz Boca del Río. Este sistema de instalar videocámaras en cada unidad solo se ha aplicado en el Distrito Federal y ahora llega a Veracruz, donde por lo pronto se han instalado cuatro cámaras al mismo número de taxis, a manera de prueba piloto.

¿Cámaras en los taxis?, se le cuestiona, a lo que responde de inmediato, “sí, cámaras a bordo, lo que pretendemos con ello primero que nada es darle seguridad al pasajero y seguridad al compañero (taxistas), pues a bordo de los taxis pasan infinidad de situaciones que luego cada actor trae su propia versión y para evitar eso, entonces vamos a poner las famosas cámaras, en la parte de adentro”.



Las cámaras serán inhibidores de actitudes hostiles, consideró el entrevistado, quien explicó que estas se conectarán a un iPad y a través de internet la imagen llegará directo a una Central, donde habrá personal encargado de supervisar todos los videos, ya que contienen una capacidad de grabación de 36 horas continuas. Después de ese tiempo, automáticamente se reinician, “mientras, las escenas ya se revisaron y almacenaron en caso de considerarse necesario”.



¿Cómo funcionarían?

“Andamos buscando unas cámaras que podamos estar mandando fotogramas a un servidor tecnológico, para que en caso de que el taxi esté yendo lejos del alcance del destino de las personas que van en el automóvil, si son asaltados los taxistas obviamente esa información se va a la central … vamos a estar mandando fotogramas de tal suerte que si se cometió un asalto, ahí queda la fotografía de los que asaltaron y ya nosotros turnaremos la imagen a quién corresponda”, fue la respuesta inmediata de Guillermo Larios Barrios.
Mientras disfruta de su bebida y se acomoda en el asiento, el empresario del transporte urbano en la modalidad de taxis platica con entusiasmo cada detalle de este programa que, incluso, permitirá grabar escenas de accidentes automovilísticos y presentarlas como evidencias ante las autoridades para determinar la responsabilidad de los conductores involucrados.

“Como son cámaras dobles que van grabando hacia al frente y en caso de algún accidente hay una evidencia acerca de quién tuvo la culpa. Estas camaritas traen doble función, más que nada de

evidencia y de inhibidor en caso de que alguien quiera propasarse dentro de la cabina.”.

¿No resultará incómodo para el pasajero que se le esté grabando? Se le interrogó al entrevistado, a lo que este un tanto pensativo para hilar sus ideas, dijo: “Los comentarios que hemos recibido de los compañeros que ya traen cámara es de que la gente que

se sube y lo primero que ve es la cámara y dice ¿qué, me estás grabando?, ¿por qué me grabas? El taxista les responde que es por seguridad de todos, el pasajero

insiste ¿dónde mandas la información?, cuando alguien comienza hacer demasiadas preguntas o es reportero o es malandro, eso es lo que nos han dicho los compañeros y la gente les comenta

finalmente convencidos de que la medida es buena, para la seguridad de todos.

Larios Barrios insistió en que la intención de este programa y la inversión que requiere para ponerse en marcha, es con el propósito de llevar seguridad a los pasajeros que contactan a los taxis organizados, por lo que confió en que la medida se extienda a otras asociaciones de taxistas.
Con el dato en la mano, detalló que de los más de 10 mil taxis que funcionan en la zona Metropolitana, solo el 30 por ciento de ellos pertenecen a alguna agrupación y el resto trabaja de manera independiente, lo que impide establecer proyectos de alto impacto en beneficio de los usuarios, como es el caso de la colocación de cámaras dentro del transporte público en la modalidad de taxis.