Ir a Menú

Ir a Contenido

Universidad Anahuac

Sección: Nacional

Con decreto, se busca regreso del tren de pasajeros en México

- Presidente declara como área prioritaria la prestación de este servicio público

- Se considerará primero a concesionarios; después a SEDENA y SEMAR

Javier Salas Hernndez Xalapa, Ver. 20/11/2023

alcalorpolitico.com


Click para ver fotos
En el marco del 113 aniversario de la Revolución Mexicana, el Gobierno de la República anunció que en el País nuevamente habrá transporte ferroviario de pasajeros.

El presidente Andrés Manuel López Obrador, emitió un decreto que declara área prioritaria para el desarrollo nacional la prestación del servicio público de transporte ferroviario de pasajeros en el Sistema Ferroviario Mexicano.

Si no hay participación de los actuales concesionarios del transporte de carga ferroviaria, se prevé otorgar títulos de asignación a la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA) o a la Secretaría de Marina (SEMAR), que ya operan el Tren Maya y el Tren del Istmo de Tehuantepec, o en su caso, a particulares.



Las rutas del tren de pasajeros que se contemplan son:

Tren México–Veracruz–Coatzacoalcos; Tren Interurbano AIFA–Pachuca; Tren México–Querétaro–León–Aguascalientes; Tren Manzanillo–Colima–Guadalajara–Irapuato; México–San Luis Potosí–Monterrey–Nuevo Laredo; México–Querétaro–Guadalajara–Tepic–Mazatlán–Nogales y Aguascalientes–Chihuahua–Ciudad Juárez.

En el documento publicado en el Diario Oficial de la Federación (DOF), que hoy entra en vigor, se asienta que es de interés del Gobierno de México, impulsar la implementación de ferrocarriles de pasajeros que permitan mejorar la calidad de vida, el bienestar y la movilidad de las personas en virtud de que representa un transporte público económico y menos contaminante, (sobre todo considerando que este puede modernizarse para convertirse en transporte eléctrico); es un transporte público más seguro y es la mejor alternativa para incrementar la movilidad de la población en las principales ciudades.



El decreto señala que, en las vías generales de comunicación ferroviaria concesionadas, se dará preferencia a la prestación del servicio público ferroviario de pasajeros y se respetará el servicio público de transporte ferroviario de carga en términos de lo dispuesto en la concesión respectiva.

Los concesionarios del servicio público de transporte ferroviario de carga serán los primeros en ser invitados para presentar los proyectos para la implementación del servicio ferroviario de pasajeros, dentro de sus vías generales de comunicación ferroviaria que les fueron otorgadas en concesión.

Los interesados deberán presentar sus propuestas ante la Secretaría de Infraestructura, Comunicaciones y Transportes (SICT) a más tardar el 15 de enero de 2024.



Pero, en caso de que los concesionarios del servicio público de transporte ferroviario de carga no presenten propuesta viables en inversión, tiempo de construcción, modernización de vías para otorgar el servicio de pasajeros o no manifiesten su interés y aceptación en el plazo establecido, el Gobierno Federal, a través de la Secretaría de Infraestructura, Comunicaciones y Transportes, podrá otorgar títulos de asignación a la Secretaría de la Defensa Nacional o a la Secretaría de Marina, que ya operan el Tren Maya y el Tren del Istmo de Tehuantepec, o en su caso, a particulares que presenten propuestas y estén interesados en prestar el servicio de transporte ferroviario de pasajeros en términos de lo dispuesto por la Ley Reglamentaria de los Servicios Ferroviarios y su Reglamento.

El titular del Poder Ejecutivo Federal dijo que fue una “desgracia” la privatización de los ferrocarriles en México en el Gobierno del presidente Ernesto Zedillo Ponce de León, pues llevó a la desaparición del servicio ferroviario de pasajeros.

Dicha reforma sustituyó el régimen de participación exclusiva del Estado en los ferrocarriles a fin de permitir la participación de privados mediante el otorgamiento de concesiones.



Sin embargo, en el decreto de privatización del 2 de marzo de 1995 se dejó una ventana abierta la a posibilidad de que el Estado pueda intervenir.

Pensando que el Estado nunca haría uso de sus atribuciones de promover el desarrollo y cumplir su responsabilidad social, se dejó en los títulos de concesión vigentes una cláusula que establece:

Tratándose del servicio de pasajeros los derechos de concesión se darán en cualquier tiempo.



Tratándose de concesiones a terceros, el concesionario estará obligado a otorgar los derechos de paso o derechos de arrastre a las personas a quienes, la Secretaría otorgue concesión.

Lo anterior, en el entendido de que el concesionario estará obligado a proporcionar todas las facilidades que se requieran para que el servicio de transporte de pasajeros se ajuste a los itinerarios correspondientes.