Ir a Menú

Ir a Contenido

Cultura Viva
Universidad Anahuac

Sección: Estado de Veracruz

Con las calles semivacías, hasta los toros corrieron libremente en Tlacotalpan

Sin hoteles a reventar ni campamentos, el embalsamiento en la fiesta de la Candelaria fue muy diferente a ediciones pasadas

Elizabeth Mellado Tlacotalpan, Ver. 01/02/2016

alcalorpolitico.com

La celebración de la tradicional fiesta de la Candelaria en el municipio de Tlacotalpan registró poca afluencia por parte de turistas.

Esta fiesta patronal está conformada por nueve días de fiesta, siendo los más concurridos el día del embalse de toros y el paseo de la Virgen de la Candelaria sobre las aguas mansas del río Papaloapan.

Pero en esta edición número 240, los prestadores de servicios y vendedores tlacotalpeños en general, resintieron el golpe de la poca llegada de visitantes debido a la falta de presupuesto para realizar los eventos y a su cercanía con el carnaval de Veracruz.



En ediciones anteriores, este municipio cuenqueño lucía a reventar ante la llegada de turistas, quienes al no encontrar habitaciones formales o informales disponibles, acampaban en parques, callejones y banquetas.

No obstante, en esta ocasión fueron pocos quienes llegaron a disfrutar del tradicional embalse de toros.

Incluso antes de que arrancara esta celebración, los bares y restaurantes lucieron vacíos y los parques sin presencia de campistas.



Hasta el santuario a la Patrona de Papaloapan recibió la llegada de pocos creyentes, ya que a comparación de años anteriores en los que no se podía entrar al templo debido a la gran cantidad de asistentes, este 2016 se pudo deambular libremente a lo largo y ancho de la zona centro de la ciudad.

La poca asistencia fue evidente hasta en el servicio sanitario ya que pocos dueños de viviendas rentaron sus baños para los asistentes y las autoridades municipales disminuyeron la renta de baños móviles.

También hubo pocos heridos por encuentro con los toros cebú durante el embalse, ya que el animal podía andar libremente sobre las calles debido a la escasa afluencia.



Durante el embalse fue cuando se logró llenar por pedazos el zócalo y otras partes de la ciudad, pero en cuanto terminó este evento, los asistentes se dispersaron y la ciudad volvió a quedar a media capacidad.

Esta situación fue reconocida por el munícipe tlacotalpeño Homero Gamboa Martínez quien dijo que en esta edición esperan la llegada de 50 ó 60 mil asistentes, a diferencia de los 90 mil que suelen llegar año con año.

El funcionario atañó esta situación a la falta de apoyo económico por parte de Gobierno del Estado y a la cercanía del arranque de las fiestas de Carnaval Veracruz 2016.