Ir a Menú

Ir a Contenido

Universidad Anahuac

Sección: Estado de Veracruz

Con Ley de la GN, la 4T salió peor que los gobiernos panistas y priistas: Activista

- Lo más fácil es sacar a militares de los cuarteles, lo complicado será hacerlos regresar

- Jairo Guarneros opina que la actuación del Ejército no será diferente a otros años

Lissette Hernndez Orizaba, Ver. 08/09/2022

alcalorpolitico.com

Si se aprueba que la Guardia Nacional sea incorporada a la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA) se consumará el carácter militarista del Gobierno Federal, consideró el activista Jairo Guarneros Sosa.

"Esto es peor que los Gobiernos panistas con Felipe Calderón o con los priistas, que no se atrevieron a militarizar el país como ahora lo quiere hacer Andrés Manuel López Obrador".

Para México, dijo, todo esto es un riesgo, porque lo más fácil es sacar a los militares de los cuarteles, pero lo complicado será hacerlos regresar en algún momento.



"Estamos en una situación de grave riesgo para los derechos humanos, porque el Ejército ha cometido violaciones a los derechos de los mexicanos de manera histórica y no creo que por más que nos diga el Gobierno Federal que será diferente, que así vaya a ser".

Dijo que aunque los elementos de la GN eran militares vestidos de policías, al menos es independiente de la SEDENA.

En referencia a la postura del dirigente nacional del PRI, Alejandro Moreno "Alito", quien aseguró que la Guardia Nacional no está lista para enfrentar los desafíos actuales en materia de seguridad, por eso es necesario ampliar el apoyo que le brinda el Ejército, el entrevistado sostuvo que su comportamiento es la vieja práctica de la clase política mexicana.



"Vimos por ejemplo que este tipo de prácticas de presionar, acosar, perseguir para doblar a sus adversarios era del PRI, y vimos que el PAN lo hizo en su momento y ahora lo observamos de manera inmoral, sin vergüenza alguna a la 4T lo hizo con Alito, pues lo acosó hasta doblarlo".

Añadió que "Alito", es lo peor de la clase política, porque fue inconsecuente con lo que él decía y su práctica política lo llevó al momento de ser traidor no al pueblo de México sino a su partido.