Ir a Menú

Ir a Contenido

Cultura Viva
Universidad Anahuac

Sección: Estado de Veracruz

Monterrey en crisis?

Con todo y sus ríos, veracruzanos no tienen agua

- Con 8 millones de habitantes, 8.5% de viviendas en Veracruz carecen de red potable

- Nuevo León tiene 5.7 millones de habitantes, sólo 0.7% de sus hogares no tienen agua

- En 4 municipios veracruzanos, más de la mitad de población vive sin abasto

- Monterrey es más grande pero Pánuco enfrenta relativamente mayor rezago

Jos Topete Xalapa, Ver. 28/03/2022

alcalorpolitico.com


Click para ver fotos
En Monterrey, Nuevo León, sólo el 0.2 por ciento de las casi 329 mil viviendas asentadas carecen de agua entubada de la red pública, según datos del INEGI en 2020, aunque la ciudad actualmente padece escasez de este recurso.

En Veracruz, el municipio de Pánuco es rico en el ámbito hidrológico con la corriente del río con el mismo nombre pero el 9.3 por ciento de sus 28 mil 374 viviendas no tienen agua entubada.



El Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL) expone las grandes diferencias entre ambos lugares en cuanto a acceso al líquido, según sus indicadores de rezago social.

No obstante, CONAGUA definirán si permite la extracción de agua del río Pánuco para llevarla a Monterrey, luego que el gobernador Samuel García advirtió una “crisis regional” en su entidad a causa de la sequía.

Este martes 29 de mayo, Samuel García se reunirá con el presidente Andrés Manuel López Obrador para abordar dicho asunto y definir una estrategia, aunque públicamente recordó que CONAGUA ya autorizó trasvasar agua desde el río Pánuco hasta la zona metropolitana de Monterrey.



La semana pasada, el gobernador veracruzano, Cuitláhuac García, afirmó que “el agua es de todos”, ante la posibilidad de surtir a aquella entidad. Sin embargo, de acuerdo con datos oficiales, algunos de los municipios de la zona norte de Veracruz son los que tienen mayor desabasto de agua entubada en sus hogares a nivel nacional.

El CONEVAL indica que en la Capital de Nuevo León el grado de rezago social “es muy bajo”, mientras en Pánuco es considerado “bajo”.



Monterrey tiene una población de un millón 142 mil habitantes. El .08 por ciento de las viviendas mencionadas tiene piso de tierra; el 0.9 no tiene de excusado o sanitario; el 0.2 por ciento no tiene drenaje y la ciudad se ubica entre los primeros 30 municipios con menor rezago de país.

Por su parte, en Pánuco hay 96 mil pobladores. El 4.7 por ciento de las viviendas tiene piso de tierra; el 0.9 por ciento no tiene sanitario; el 16.6 por ciento no tiene drenaje, ubicándose en el lugar mil 628 en marginación.



El agua no llega a todos

En Veracruz hay poco más de 8 millones 62 mil habitantes y en promedio el 8.5 por ciento de las viviendas asentadas en el territorio carece de agua entubada.



La entidad veracruzana sólo es superada por Guerrero, con 11.1 por ciento de sus viviendas sin agua entubada; por Chiapas con el 9.9 por ciento y por Oaxaca con el 9.8 por ciento sin ese servicio.

En Nuevo León, con sus 5 millones 784 mil habitantes, únicamente el 0.7 por ciento de sus viviendas carece de agua en la red pública.

De hecho, aunque Cuitláhuac García sostiene que “el agua es de todos”, el CONEVAL indica que en 4 municipios de la entidad veracruzana más de la mitad de sus viviendas no cuentan con agua entubada.



En séptimo sitio nacional con menor acceso a agua entubada se encuentra Castillo de Teayo, municipio de la zona norte con 20 mil 145 habitantes y en donde el 62.7 por ciento de las viviendas no disponen de agua entubada en la red pública.

En el doceavo lugar nacional se ubica Tepatlaxco, en la zona centro, que tiene 8 mil 925 habitantes y el 54.2 por ciento de sus viviendas no disponen de agua en la red pública.

En catorceavo y quinceavo lugar nacional con menor acceso al agua entubada se encuentran Chumatlán y Tantoyuca, en la zona central y la zona norte de la entidad, respectivamente.



Con más de 4 mil habitantes, en Chumatlán el 53 por ciento de las viviendas carece de agua en la red pública y en Tantoyuca, con casi 100 mil habitantes, el porcentaje de viviendas sin agua entubada es del 52.3 por ciento.

Otros 18 municipios de Veracruz se ubican entre los primeros 100 del país con menor acceso al agua entubada en la red pública. En total 22 de las 212 demarcaciones se encuentran en dicho top con menor cantidad de agua entubada.

Amatlán, Tezonapa, Mixtla de Altamirano y Tamiahua, tienen 44, 43.5, 43.3 y 41.6 por ciento de sus viviendas sin agua entubada, respectivamente.



En Hidalgotitlán, Tehuipango, Coxquihui, Texistepec, Coetzala, Ozuluama de Mascareñas y Tlachichilco, las viviendas sin agua entubada están entre el 38.1 y el 30 por ciento.

Finalmente, en Papantla, Tequila, Benito Juárez, Zozocolco de Hidalgo, Tecolutla, Chalma y Espinal las viviendas que carecen de agua entubada están entre el 28.9 y el 25.8 por ciento.



Por Nuevo León sólo el municipio Doctor Arroyo se ubica en ese top 100 y con 36 mil habitantes el 30 por ciento de sus viviendas carece de agua entubada.

Proyecto Monterrey VI

De acuerdo con la Federación, el río Pánuco se encuentra entre los principales ríos de México y en 2017, durante la administración de Enrique Peña Nieto, se buscó impulsar el proyecto Monterrey VI para surtir agua del afluente a la zona metropolitana de Monterrey, que comprende 16 municipios y tiene una población superior a los 4 millones de habitantes.



La idea era concesionar la obra para la construcción de un acueducto, con una inversión de 18 mil 283 millones de pesos, de las cuales 80 por ciento serían de la iniciativa privada y el 20 por ciento del Fondo Nacional de Infraestructura.



Adicionalmente, el Gobierno de Nuevo León debería llevar a cabo la adecuación de la planta potabilizadora de San Roque y el reforzamiento del acueducto existente Cerro Prieto-Monterrey.

El acueducto podría haber comenzado en San Luis Potosí, continuar hasta el municipio de Pánuco y de ahí seguiría por Tamaulipas. Sin embargo, el exgobernador Jaime Rodríguez Calderón canceló esa obra argumentando un alto costo y falta de transparencia en los procesos pero sin implementar una alternativa que actualmente urge debido a la sequía que existe en dicha entidad.



Tras el cambio de administración, con la llegada de Samuel García al Ejecutivo, se retomó la idea del trasvase presentándola como “Proyecto Hídrico Río Pánuco-Monterrey”, argumentando que el afluente vierte al mar 400 metros cúbicos de agua por segundo que dicha entidad podría utilizar.

Se detalló que el plan hídrico contempla la participación de los estados vecinos Coahuila y Tamaulipas, que también se beneficiarían con el líquido, además de plantear la creación de una mesa regional para abordar un programa de trabajo.

“Nuevo León tiene hoy una fuerte sequía y requerimos que de esos 15 metros cúbicos (del Pánuco) que ya tenemos permisionados, de manera urgente lleguen cinco, pero hay otros diez que pueden ayudar a la región, que pueden ayudar a la frontera, a Tamaulipas, a Saltillo, que pueden ayudar a cumplir los acuerdos con el tratado de aguas, que pueden ir vía Río Salado, al Río Bravo y ayudar a los Estados Unidos con el tema del agua”, expresó.