Ir a Menú

Ir a Contenido

Sección: Estado de Veracruz

Con Víctor Arredondo al frente, la UV se fortaleció en su identidad como comunidad

- Creación del espectáculo Jarocho y equipo Halcones dio cohesión estatal a la comunidad estudiantil

- En la parte académica, deportiva, las artes escénicas y la tecnología, tienes que construir fortalezas individuales

- La Universidad incentivó el cine mexicano; coprodujo el filme “El Coronel no tiene quien le escriba” y triplicó inversión

- Los críticos nacionales la seleccionaron para que representara a México en los premios Óscar a la mejor película extranjera

ngel Camarillo Xalapa, Ver. 07/12/2022

alcalorpolitico.com


Click para ver fotos
“Lo que se buscaba en ese momento era fortalecer la identidad universitaria, la cohesión en la Universidad a través del deporte, las artes escénicas, la tecnología, la comunicación horizontal”, dijo el exrector.

Arredondo Álvarez, quien estuvo al frente de la Universidad de 1997 a 2004, recalcó la importancia de pensar “globalmente” para actuar localmente, y aplicó esta idea en la adopción del Halcón como emblema deportivo y en el desarrollo del espectáculo Jarocho.

“Los Halcones, el símbolo deportivo, nos ayuda a crear una unidad identitaria de todo el Estado. Antes cada región contaba con su prototipo deportivo, sus colores, pero entonces se propició la unificación, colores universitarios, unidad deportiva y el halcón daba la idea de disciplina, precisión, objetivos y dinamismo”.



Arredondo Álvarez destacó además la necesidad de construir resistencia individual para edificar una “fortaleza de grupo o colectiva”, tal y como lo aplica el espectáculo Jarocho.

“(Como en el espectáculo) es lo mismo en la parte académica, en la parte deportiva. Tienes que construir fortalezas individuales, conjugarlas para construir un gran proyecto colectivo que trascienda y logre metas impensables”.

Con dicho enfoque, la UV destacó en foros de distintos ámbitos y prueba de ello es la participación de esta Alma Máter en la coproducción del filme “El Coronel no tiene quien le escriba”, de Arturo Ripstein, con Fernando Luján y Salma Hayek.



“Y esta película es seleccionada por los críticos nacionales como la que represente a México en los premios Óscar a la mejor película extranjera”, destacó Arredondo.

En ese entonces, la Universidad apostó por la alta rentabilidad de la película y tan sólo en la primera exhibición, en Xalapa y Veracruz, se recuperó tres veces la inversión inicial.

Además, la máxima casa de estudios del Estado participó después en la producción del filme “Otilia Rauda: la mujer del pueblo” (2001), inspirada en la novela de Sergio Galindo y con lo anterior la Universidad se posicionó en materia de cultura de humanidades.



“Y la UV es un faro de luz a nivel nacional y eso hay que reactivarlo”, refirió el exrector.