Ir a Menú

Ir a Contenido

Sección: Estado de Veracruz

Construir presas o infraestructura hidráulica no soluciona el problema del agua

- Son peores los costos ambientales, sociales y económicos, en tiempos del cambio climático

- Sólo se debe optimizar al máximo la infraestructura y recursos existentes: Gómez Fuentes

 

Edith Escal?n Xalapa, Ver 05/04/2010

alcalorpolitico.com

La nueva cultura del agua busca dejar atrás la visión que considera la construcción de presas y obras de infraestructura hidráulica comola solución a los problemas del agua, sostuvo en la Universidad Veracruzana (UV) Anahí Copitzy Gómez Fuentes, doctorante del Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social (CIESAS).

“Crear esa infraestructura genera costos ambientales, económicos y sociales muy negativos que muy pocas veces se consideran en su justa dimensión”, comentó en la charla que ofreció en el Seminario de la Licenciatura en Ciencias Atmosféricas, organizado en la UV con el apoyo del Programa de Estudios de Cambio Climático.

La demanda de agua no puede determinar la gestión del líquido porque nunca será suficiente. La nueva cultura del agua defiende la idea de que la oferta es más importante: “Lo que propone el nuevo paradigma es optimizar la infraestructura y la disponibilidad de agua que existe, es decir, aprovechar al máximo lo que tenemos”.

La coordinadora de la exposición fotográfica Agua, Ríos y Pueblos, que se realizará del 13 de abril al 5 de junio en la Ciudad de México, comentó a los universitarios que la gestión del agua tiene que pasar de la visión técnica a un enfoque interdisciplinario que integre en la gestión los factores económico, social y ambiental.

“Ésa es una visión de gobierno, de los gestores de dependencias oficiales, de la Comisión Nacional del Agua o del sistema de aguas de cada ciudad, pero dada la escasez, la contaminación, el aumento en la demanda y los problemas que hoy existen con el recurso estas instancias tienen que romper paradigmas, integrar a otros profesionistas y otras visiones en la gestión.”

Además, consideró necesario recuperar el sentido lúdico de los ríos: “Vivirlos, verlos como ecosistemas y no sólo como un canal de aguas”, pues sólo así es posible valorar el conjunto de servicios ambientales que proporcionan a la población.

La nueva cultura del agua surgió a raíz de la movilización ciudadana en contra de la construcción de una gran red de presas en España, acciones que fueron respaldadas por investigadores e intelectuales como Pedro Arrojo Agudo, quien recibió en 2006 la Medalla al Mérito UV por ofrecer soluciones puntuales ante el complejo problema del agua.