Ir a Menú

Ir a Contenido

Prevencion de la extorsion telefonica
Universidad Anahuac

Sección: Estado de Veracruz

Consulta Popular

Una valiosa oportunidad para que, en el INE, se puedan repensar, esto es, acortar y simplificar procedimientos, actividades, documentos y materiales respecto a aquellos que se realizan o utilizan en los procesos electorales

Jos Roberto Ruiz Saldaa 26/05/2021

alcalorpolitico.com

En el Instituto Nacional Electoral (INE), a la par de la organización del Proceso Electoral concurrente cuyas elecciones serán el próximo 6 de junio, nos encontramos preparando la Consulta Popular a celebrarse el primero de agosto de este año. El INE es una institución que nunca detiene su operación. La planeación, ejecución, seguimiento y evaluación de distintas actividades y proyectos al mismo tiempo es la constante.

Para el ejercicio de expresión ciudadana, en el presente mes de mayo se estarían aprobando en el Consejo General del INE el Acuerdo para contar con distintos documentos y materiales, así como el líquido indeleble que se estaría utilizando para impregnar el dedo pulgar de las personas participantes durante dicha Consulta Popular; el Acuerdo por el que se estaría aprobando el Programa de Operación del Sistema de Información sobre el desarrollo de la Consulta Popular; así como el Acuerdo por el que se estaría aprobando también el Programa de Integración y Capacitación de las Mesas Receptoras.

Asimismo, en este mes de mayo se contaría ya con el Acuerdo por el que se aprobarían los plazos para la actualización del Padrón Electoral y el corte de la Lista Nominal con fotografía y con el Acuerdo por el que se aprobaría que las Credenciales para Votar 2019 y 2020 que no han sido renovadas, continúen siendo vigentes del 7 de junio al primero de agosto. A todo lo anterior hay que agregar que el pasado 6 de abril, en el Consejo General del INE, aprobamos el Plan y Calendario de la Consulta Popular así como los Lineamientos para la Organización de aquella.



La Consulta Popular está constituyendo una valiosa oportunidad para que, en el INE, se puedan repensar, esto es, acortar y simplificar procedimientos, actividades, documentos y materiales respecto a aquellos que se realizan o utilizan en los procesos electorales, por supuesto sin demérito de la certeza, la legalidad y la transparencia en cuanto principios rectores y parámetros del quehacer institucional.

Evidentemente, los trabajos de la Consulta Popular se intensificarán una vez que se realice la Jornada Electoral y se lleven a cabo los respectivos Cómputos Distritales que culminan con las entregas de las Constancias de Mayoría a las personas que obtengan más votos en cada Distrito. Conforme a lo planeado, el INE estaría realizando nuevamente labores de campo, es decir, comunicando a las y los ciudadanos el cargo en las Mesas Receptoras, notificándoles y capacitándoles del 25 de junio al 31 de julio de este año.

La Consulta Popular será un reto de comunicación para el INE, tanto por la novedad de la misma como por los términos en que finalmente la Suprema Corte de Justicia de la Nación formuló la pregunta, a saber, “¿Estás de acuerdo o no en que se lleven a cabo las acciones pertinentes, con apego al marco constitucional y legal, para emprender un proceso de esclarecimiento de las decisiones políticas tomadas en los años pasados por los actores políticos, encaminado a garantizar la justicia y los derechos de las posibles víctimas”.



Desde la conformación del INE en 2014 la institución, como sostenía, mantiene una dinámica de trabajo intensa. En ese año se realizó, también sin precedente, la elección interna del Partido de la Revolución Democrática y se intrumentó la reforma electoral, una de las más profundas que haya tenido nuestro país. En 2015 y 2018 se celebraron elecciones concurrentes mientras que en 2016, 2017, 2019 y 2020 se tuvieron distintas elecciones locales. Este mismo 2021 en el INE se comenzarán a planear las elecciones locales de 2022 así como todo lo necesario para la organización de otro mecanismo de participación como lo es la revocación de mandato que pudiera celebrarse en marzo de 2022.

A pesar de la constante y gran carga de trabajo que signfica realizar esas elecciones, mantener la operación ordinaria del Instituto y ahora realizar esos mecanismos de participación, la cultura organizacional en el INE se mantiene, es decir, permea el trabajo en equipo, la disciplina en la planeación, el seguimiento y la evaluación, los deseos y esfuerzos por la innovación, así como la comunicación efectiva entre las distintas áreas para desahogar los trabajos. Es justo nuevamente aprovechar para reiterar el agradecimiento a quienes colaboran en el INE por todo ese esfuerzo y todo el trabajo que en lo inmediato seguirá.
Consejero electoral del INE
@Jose_Roberto77