Ir a Menú

Ir a Contenido

Sección: Estado de Veracruz

De “mala fe” medir la contaminación del agua tras una intensa lluvia o tormenta en las playas

Respondió el Gobernador ante el reporte de la Semarnat de 8 playas contaminadas por descargas residuales

Doris Castaneyra Veracruz, Ver. 14/07/2011

alcalorpolitico.com

El gobernador del Estado, Javier Duarte de Ochoa, calificó como una “tontería” o “mala fe” el hecho de medir la contaminación del agua tras una intensa lluvia o tormenta, esto haciendo referencia al último monitoreo en las playas de Veracruz por parte de la Semarnat, y el cual dio como resultado ocho áreas contaminadas.

En entrevista posterior a la inauguración de obra en la avenida Héroes de Puebla y Bolívar, dijo que las playas de Veracruz se encuentran aptas al turismo, a los visitantes en esta temporada de vacaciones.

En este sentido, explicó que las descargas hacia el mar, no corresponden a las de los drenajes u obras de infraestructura sanitaria para mantener las playas limpias.

A lo cual agregó, “corresponde a los colectores pluviales, las aguas que limpian la ciudad. Que van a los colectores pluviales, las que van al mar, son las que de alguna manera se midieron en estos momentos cuando estaba lloviendo”.

Resaltó que la contaminación en las playas se debe medir cuando no hay precipitaciones, pues es cuando verdaderamente se analiza si se vierte cargas de drenaje al mar.

“Se ha venido trabajando de manera importante, haciendo una gran inversión en esta zona. Hemos cancelados diversas descargas que iban al mar, ahora van a las plantas de tratamiento”, concluyó.

Cabe señalar que hace un par de días, la Secretaria de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), en base a su último monitoreo reportó ocho playas de Veracruz con contaminación por descargas residuales.

El análisis se llevó a cabo el 28 del mes pasado, en 16 playas: Antón Lizardo, Tortuga 2 (antes Iguana Norte), Pelicano 2 (antes Iguana Sur), José Martí, Mocambo, Playón de Hornos, Regatas y Villa del Mar.

Estas playas superaron el límite máximo denominado “Riesgo Sanitario”, que es de igual o mayor de 200 enterococos por cada 100 mililitros de agua.