Ir a Menú

Ir a Contenido

Veracruz
Universidad Anahuac

Seccin: Cultura

De pie, el público xalapeño ovacionó a la cellista Nadège Rochat

- La suiza logró hermosos sonidos con el violonchelo de Amati/Stradivarius o ex Vaticano
- “Entre el viejo y el nuevo mundo” resultó un espléndido concierto para los asistentes a la Sala Tlaqná

Arturo Benjamn Prez Xalapa, Ver. 22/11/2019

alcalorpolitico.com

“Entre el viejo y el nuevo mundo” resultó un espléndido concierto para los privilegiados asistentes a la Sala Tlaqná, presentado anoche por la artista suiza Nadège Rochat con el violonchelo de Amati/Stradivarius o ex Vaticano, en generoso préstamo de la Academia de Arte de Florencia.
 
Programa con obras de J. S Bach, G. Cassadó y Henri Dutilleux que Nadège interpretó sin partitura, espléndida ejecución donde ella se integró al sonido producido por el cello Stradivarius del Vaticano.
 
El público quedó fascinado con su trabajo. Ella quedó encantada con el público xalapeño asistente, tanto que ofreció 3 ancore después de su concierto. Que fue agradecida con una cálida ovación con los asistentes de pie.
 
Como “viajero del tiempo”, señaló ella acertadamente, al referirse al instrumento musical, construido por el maestro Nicolò Amati, entre 1620 y 1650, como una viola de gamba. Los conocedores indican que la característica de anchura, muy particular y su diseño, permitió un sonido inigualable.
 
Uno de los grandes misterios del Stradivarius del Vaticano es su etiqueta, firmada por Antonio Stradivari, detalle que hace creer que en 1703 transformó la viola de gamba en un cello, haciendo de este instrumento el primero, de los ocho, atribuidos a Nicolò Amati.
 
Se encontró en exhibición durante dos días, en la Sala Tlaqná para todo el público xalapeño, este afamado instrumento musical que contó con numerosas personas que asistieron para ver de cerca y apreciar detalles de su construcción.
 
A mediados del siglo XIX, el laudero más reconocido de Francia, George Chanot, lo transforma en pieza única al pintar dos ornamentas con ángeles y motivos religiosos en el frente, mientras que en la parte posterior un hermoso sello papal, convirtiéndolo por 100 años en el cello oficial del Vaticano, de ahí su nombre como Stradivarius del Vaticano o ex-Vatican Strad.
 
El alcalde xalapeño Hipólito Rodríguez, al inicio del concierto, subió al escenario para agradecer a los organizadores del Festival Música y Laudería, que tiene a Xalapa como sede, el haber compartido este diálogo que potencia la producción y creatividad de la música y la laudería que se realiza en esta capital veracruzana.
 
El comité organizador está encabezado por Fabio Caselli, presidente rector y embajador cultural de Florencia; respaldado por la Academia de Arte de Florencia, Asociación de Investigadores Italianos en México y la Sociedad Dante Alighieri de la Ciudad de México.
  • Seguimos trabajando
  • Salon de usos multiples
  • Centro Mexicano de Estudios de Posgrado
  • Ipax