Ir a Menú

Ir a Contenido

Sección: Estado de Veracruz

Defensa de derechos y búsqueda de la felicidad, detonadores del Festival Universitario de Teatro

Manuel Montoro sostuvo una charla con estudiantes en el marco de la edición XXII del evento universitario

Arturo Benjamn Prez Xalapa, Ver. 13/10/2018

alcalorpolitico.com

“He trabajado con importantes actores y directores en Europa y en México, fui partícipe de la creación de la Universidad del Teatro de la Unesco en París, pero la acción cultural más importante de mi carrera ha sido la creación del Festival Universitario de Teatro”, afirmó el director teatral y doctor Honoris Causa, por la Universidad Veracruzana (UV), Manuel Montoro Tuells, durante una charla con estudiantes en el marco de la edición XXII del evento universitario.

Montoro y el artista plástico y escenógrafo Guillermo Barclay hablaron con estudiantes sobre la creación y trascendencia del festival que ambos iniciaron en 1967, para fomentar el gusto por el arte teatral entre la comunidad universitaria.

“Es ya una anécdota conocida que cuando llegué a Xalapa a realizar mi primera obra, me di cuenta de que entre el público asistente había muy pocos jóvenes y esto me preocupó; yo realizo un teatro que habla de la defensa de los derechos del hombre y su derecho a ser feliz en su vida y considero que esos mensajes son importantes para la juventud. La búsqueda de una manera de hacer llegar ese mensaje a los jóvenes fue el detonador del Festival Universitario de Teatro”, explicó.



El director teatral de origen español recordó que para esa primera ocasión se dedicaron a visitar cada una de las facultades y que incluso tuvieron que enfrentarse a las objeciones de miembros de la comunidad universitaria.

“En el primer Festival participaron nueve escuelas, no fue sencillo porque hicimos personalmente el trabajo con los grupos en todas las facultades; incluso, en la Facultad de Economía los participantes tenían temor al rechazo de sus compañeros, quienes habían dicho que su escuela no debería participar en un evento que consideraban ‘una mariconería’, sin embargo, después de su actuación, estos mismos muchachos que se oponían se acercaron a abrazar y a agradecer a los chicos del grupo, fue algo excepcional”, dijo.

También recordó que a raíz de incidentes como éste fue tal el interés del público por conocer las obras que se realizaban, que el día de la presentación de las obras ganadoras en el Teatro del Estado se dio un incidente con el público y la policía.



“Ese día la gente insistía en entrar a la sala grande, que ya estaba llena, tocaban con moneda en los cristales para entrar, rompieron una ventana de un baño y por ahí entró la gente. Yo espantado mandé pedir apoyo de la fuerza pública para controlar lo que pensaba sería una revuelta, pero la gente entró y se sentó en las escaleras”, contó.

“El comandante que llegó me dijo que estaban listos para sacarlos y me opuse, le dije que no lo hiciera porque era lo más maravilloso que me había sucedido en mi vida. Él le hizo una seña a sus compañeros de que yo estaba loco y se retiraron. Y tenía razón, soy un loco apasionado de mi trabajo, apasionado del teatro y de lo que éste puede lograr”.

Por su parte, Guillermo Barclay dijo que inicialmente se había planeado un trabajo en el que las facultades participaran en talleres de teatro para conocer autores universales y para montar obras de manera individual, pero que al presentar esta propuesta a diversas autoridades universitarias encontraron poca respuesta, por lo que decidieron modificar la estrategia.



“Nos dijeron que a los jóvenes no les interesaba la cultura, que ellos preferían las competencias deportivas, entonces decidimos hacer una competencia teatral, así fue cómo surgió el Festival; en cada una de esas primeras ediciones se sentía el ánimo de los jóvenes por apoyar a su facultad, se volvió también un elemento para fortalecer la identidad y el orgullo de los universitarios”, explicó.

Ambos artistas coincidieron en que en esta nueva etapa del Festival Universitario de Teatro se han recuperado los valores con los que se formó y se incluyen nuevos elementos que lo fortalecen y consolidan como parte significativa de un proyecto universitario de formación.